El Canciller Samuel Santos López, en representación de Nicaragua, participó este martes en los debates de la 69 Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), reiterando las políticas de nuestro país basadas en los valores cristianos, principios socialistas y prácticas solidarias.

Al respecto, Santos López señaló que Nicaragua, dentro del actual complejo contexto mundial trabaja propositivamente en los diferentes foros internacionales y regionales impulsando políticas de paz y de entendimiento entre las naciones.

Nicaragua es el país más seguro de la región

En su intervención, Santos destacó que Nicaragua es el país más seguro de la región y con las mayores expectativas de crecimiento.

“Nos hemos convertido en el país con mayor seguridad ciudadana en le región. Nuestra lucha en contra del narcotráfico, el crimen organizado y trata de personas ha sido reconocida como la más contundente y eficaz en la región, con un crecimiento económico constante y ascendente, uno de los más altos de nuestra región, reduciendo la pobreza y la pobreza extrema, cumpliendo con los objetivos de desarrollo del milenio, empoderando a las mujeres en su participación política y económica”, expuso el canciller.

Asimismo, enfatizó la lucha frontal del país en contra de la violencia contra la mujer y la niñez “con leyes firmes y programas de atención a ambas. Con comisarías de la mujer en todos los municipios del país, salud y educación gratuita y priorizada para todos y todos los nicaragüenses, salud y educación gratuita y priorizada para todos y todas las nicaragüenses”, dijo.

El diplomático nicaragüense hizo alusión a los tiempos actuales en los que sobresale el desarrollo dispar entre las naciones.

“El injusto orden económico existente producto del imperialismo y su modelo actual de capitalismo global no ha sido capaz de dar respuesta a estas crisis cada vez más recientes y crecientes”, afirmó.

Al respecto aseguró también que las naciones deben trabajar en unidad para erradicar en el plazo más corto posible la pobreza, el hambre, la desnutrición, las enfermedades, las guerras, los conflictos, las políticas de cambio de regímenes y golpes de Estado, así como otros flagelos como el narcotráfico y la trata de personas.

“Ante esto debe imperar la justicia social, la solidaridad, la unidad, la complementariedad entre los pueblos y la hermandad y el respeto entre las naciones”, sostuvo el Canciller, agregando a la vez que la erradicación de la pobreza continúa siendo el mayor desafío.

Santos López advirtió que las negociaciones de la agenda post-2015 inician “con la preocupación central de no haber alcanzado en todos los pueblos en desarrollo los Objetivos de Desarrollo del Milenio”.

Urge mecanismo de financiación para países en desarrollo

Al respecto, manifestó por lo tanto que urge crear el entorno para facilitar medios de implementación y financiamiento adecuado para los países en vías de desarrollo.

Asimismo, dijo que son estos países los más afectados por los efectos adversos del cambio climático “cuyos fenómenos meteorológicos extremos son cada vez más frecuentes e intensos”.

Sostuvo además que a pesar de las limitaciones económicas, las prioridades centradas en erradicar la pobreza y sin obligaciones establecidas en la convención Rio+20, son estas mismas naciones las que asumen los costos de la adaptación y mitigación.

Reforma profunda en las Naciones Unidas

La Organización de Naciones Unidas y principalmente el Consejo de Seguridad deben someterse a una profunda reforma para enfrentar los retos que se han propuesto. En ese sentido llamó al organismo internacional debe asumir su papel en garantizar la paz, las políticas belicistas, la guerra y la confrontación.

En ese sentido, reiteró que ningún país puede arrogarse el derecho de usar o amenazar con el uso de la fuerza en las relaciones internacionales.

“Estas políticas excepcionalitas no solo no resuelven los conflictos sino que los atizan como hemos visto en los últimos años”, agregó.

Condena bloqueo a Cuba

En materia internacional, Nicaragua, a través de Santos manifestó condenó el bloqueo de Estados Unidos contra Cuba.

“Nicaragua reitera su solidaridad incondicional con Cuba. Exigimos el fin del bloqueo que viola el derecho internacional y los derechos humanos del pueblo de Cuba. Exigimos la libertad inmediata e incondicional de los cinco patriotas antiterroristas cubanos”, expuso.

En ese mismo orden, el diplomático nicaragüense denunció la política de los Estados Unidos de incluir a países “en su lista unilateral y arbitraria de países, de Estados patrocinadores del terrorismo internacional y exigimos que se excluya a Cuba de dicha lista”, reiteró.

Santos resaltó el empeño de la nación caribeña en su lucha contra la erradicación total de las armas nucleares en el mundo, iniciativa de los países No Alineados a propuesta de Cuba.

Resaltó al mismo tiempo que Cuba ha dispuesto una vez más sus recursos tanto humanos como científicos en la batalla contra la epidemia del ébola en África.

Solidaridad con Venezuela

“La República Bolivariana de Venezuela y su revolución bolivariana siguen bajo el acoso, injerencia y agresión externa. Nuestra solidaridad incondicional con su pueblo y gobierno, presidido por el Compañero Nicolás Maduro y en la defensa de su proceso revolucionario y libertador”, pronunció el Canciller Santos durante su alocución en el plenario.

A la vez pidió poner fin a la ocupación de tierra palestina por parte de Israel a la vez de no permitir la continuidad de los ataques despiadados contra los hombres, mujeres y niños.

“El consejo de seguridad debe, de una vez por todas, cumplir con sus obligaciones y exigir a Israel el fin de estas prácticas y políticas para dar paso al Estado de Palestina, soberano e independiente en base a sus fronteras de antes de 1967, con Jerusalén Oriental como su capital y convivan en paz los dos Estados”, resaltó.

Reiteró la solidaridad con Siria y su lucha contra el terrorismo y la defensa su soberanía. A la vez enfatizó la necesidad de una solución política y negociada entre los sirios y el fin de la intervención extrajera y la financiación de armamento a grupos terroristas.

Nicaragua reconoció la cooperación de China-Taiwán a los países en desarrollo, sobre todo en programas alimentarios y de inclusión social, al mismo tiempo que reiteró el apoyo a las aspiraciones de la nación asiática para lograr mayor participación en las agencias especializadas de la ONU.

Además, respaldó a Argentina en sus legítimos derechos y soberanía sobre las Islas Malvinas y en su lucha contra los fondos buitres.

“Reino Unido debe acatar de inmediato las resoluciones de Naciones Unidas e iniciar las negociaciones directas con Argentina. Asimismo respaldamos y nos consideramos parte de la lucha de Argentina en contra de los fondos buitres”, afirmó.

Igualmente recordó que Puerto Rico requiere hoy más que nunca el apoyo de la comunidad internacional para liberarse de las cadenas del yugo colonial. Santos pidió dar libertad al patriota portorriqueño Óscar López Rivera.

Saludó y reiteró la solidaridad de Nicaragua con la lucha del pueblo del Sahara, bajo la conducción del Frente Polisario.