En conmemoración del Día Nacional del Abogado y Abogada, la Universidad Nicaragüense de Estudios Humanísticos (UNEH) en coordinación con el Poder Judicial y el Ministerio Público, celebró el Primer Congreso de Mujeres Abogadas “Por la prevención y Erradicación de la Violencia hacia las Mujeres”, en el cual se destacó el trabajo que desde las instituciones del Gobierno se ha venido impulsando de cara a combatir este problema de seguridad ciudadana y de salud pública.

Con este evento se busca reflexionar de manera científica sobre el problema de violencia hacia las mujeres, y a su vez informar y exponer formas de prevención y erradicación de la misma.

La Vice Rectora Académica de UNEH, Ing. Yamileth Alguera Maradiaga, declaró que esa casa de estudios como ente académico no se puede aislar al esfuerzo y a la política del Estado de Nicaragua de esa corriente por el balance de género, en la lucha clara y decidida de la violencia contra la mujer.

“Este congreso desde su origen ha pretendido ser un encuentro para compartir conocimientos con la participación de actores y actoras que desde su labor cotidiana atienden estas situaciones de violencia y conjugan acciones para prevenir, erradicar o en última instancia castigar los hechos de violencia. Desde la academia queremos aportar sumándonos a criterios objetivos a través de la evidencia científica que nos brindan las y los peritos para que las acciones legales sean validadas por la sociedad que cada vez más reclama las garantías de esa justicia para todos y todas”, dijo Alguera.

La Fiscal General de la República, Ana Julio Guido destacó los avances que Nicaragua ha alcanzado en su marco jurídico para prevenir, sancionar y erradicar la violencia y que en ese sentido se ha aprobado instrumentos internacionales que resguardan derechos fundamentales en el marco de la atención y protección de las víctimas de violencia como la Convección de Eliminación de todas las formas discriminación con la mujer, la Convención Interamericana para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra la mujer.

“Nicaragua ha venido dando cumplimiento a estas convenciones, ha desarrollado diferentes esfuerzos desde el Estado y la sociedad orientados a brindar una atención integral a esta problemática de seguridad ciudadana y problema de seguridad pública”, indicó Guido.

Congreso es un homenaje a primeras mujeres abogadas

“Creo que es una celebración importante que puede contribuir a levantar la moral de todo el gremio en el sentido de responsabilidad ante la sociedad y sobre todo como mejorar nuestra actuación a través de capacitaciones, seminarios, conferencias y congresos como este que estamos realizando para que entre todos contribuyamos a hacer de Nicaragua un país más seguro”, expresó la presidenta de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), magistrada Alba Luz Ramos Vanegas.

Ramos recordó que en 1945 se graduó la primera mujer abogada, la Dra. Olga Núñez Abaunza de Saballos, que a 1960 solamente cuatro mujeres habían ejercido como juezas locales, siendo en 1965 que se nombró a la primera jueza de distrito y que con la Revolución Popular Sandinista se abrieron nuevos espacios para las mujeres en el Poder Judicial y desde 1980 el número de juezas locales aumentó a 51 y 18 de distritos, cifras que se mantuvieron hasta el año 1991.

El Día Nacional del Abogado y Abogada de Nicaragua fue instituido por la Asamblea Nacional en agosto del 2013 como un homenaje al prócer de la independencia Dr. Miguel de Larreynaga por haber sido el primer nicaragüense en graduarse en derecho en 1801.