El doctor Guillermo González, director ejecutivo del Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y  Atención de Desastres (Sinapred), hizo una valoración de la temporada de invierno que se ha establecido en el país, haciendo un llamado a la población a estar organizado para evitar mayores afectaciones en la vida de las personas.

González destacó que a pesar de la intensidad de las lluvias en algunas zonas del país y a pesar de las disperso de las afectaciones, los daños han sido mínimos y la respuesta fue inmediata, gracias al modelo Cristiano, Socialista y Solidario, que promueve la organización comunitaria y preventiva en cada lugar del país.

Desde que se estableció el invierno en Nicaragua, las lluvias han provocado la muerte de 9 personas, en su mayoría compañeros campesinos que no tomaron medidas de precaución al momento de cruzarse un río o una quebrada, precisamente cuando caían precipitaciones en la zona. En esta cifra se muertos se incluyen las dos personas (Eddy Rosales y Marlon Ayestas) que se encontraban realizando labores de pesca en el lago Xolotlán, cuyos cuerpos fueron rescatados el domingo.

A pesar que estas lluvias provocaron afectaciones en las familias nicaragüenses, solamente 10 han requerido ser trasladadas a un albergue, donde están siendo atendidas de manera integral por las autoridades del SINAPRED.

Desde el punto de vista de afectaciones a las viviendas, el SINAPRED contabiliza desde el 19 de mayo a la fecha, un total de mil 56 afectadas, de estas 754 fueron abnegadas (inundadas) por las lluvias. Este dato arroja 31 casas totalmente destruidas y 263 casas semidestruidas.

González destacó que en cada uno de los casos, el SINAPRED en conjunto con Defensa Civil, gobiernos locales y Gabinetes del Poder Ciudadano, se brindó una respuesta inmediata al cien por ciento de las familias que resultaron afectadas.

“De las mil 136 familias, el 65 por ciento, más de 700 familias recibieron un apoyo institucional, que sólo fue posible por este modelo que tenemos en Nicaragua, el modelo del Poder Ciudadano (…) aunque tuviéramos los recursos en las instituciones, solo si actuáramos de manera institucional sería prácticamente imposible, frente a la rapidez con que se presentaron los fenómenos, frente a la dimensión de los fenómenos y la dispersión de los fenómenos”, detalló González.

En este periodo de inicio de invierno se han entregado frazadas, colchonetas, plástico negro, hasta que llegó la ayuda de los planes techos. González anunció la construcción de 44 Viviendas Solidarias.

A esta fecha el SINAPRED ha entregado más de 300 planes techos de urgencia, para las familias cuyas viviendas se les desprendió las láminas de zinc. Se ha suministrado paquetes alimentarios para 100 familias que lo han requerido

Las recomendaciones del SINAPRED

Indicó que al estar organizados en los diferentes comités de prevención en los barrios, comunidades y municipios propiciará menos afectaciones por las lluvias, por lo que recomendó tomar las medidas que conlleven a la seguridad de las familias y en particular de las personas.

En el caso de las comunidades rurales se aconsejan a las personas a no intentar cruzar ríos o quebradas, trabajar para fortalecer el modelo comunitario y preventivo que impulsa el Gobierno Sandinista a través de las instancias de socorro que son coordinadas por el SINAPRED.