Estados Unidos realizó nuevos ataques aéreos contra agrupaciones del Estado Islámico (EI) en Siria, lo que elevó a 43 el número de incursiones en esa nación árabe, informó hoy la cadena televisiva CNN.

Una fuente del Comando Central, entidad del Pentágono que atiende la región del Medio Oriente y zonas aledañas, dijo que en los bombardeos, realizados en la tarde y noche del sábado, contaron con el apoyo operacional de Arabia Saudita, Jordania y Emiratos Árabes Unidos, aunque no especificó detalles al respecto.

Los golpes tuvieron lugar en zonas donde actúan unidades kurdas sitiadas por grupos del EI, en áreas fronterizas con Turquía, y significaron la apertura de un nuevo frente para la operación que realizan Estados Unidos y sus aliados en territorio sirio.

El Pentágono atacó además los alrededores de la ciudad iraquí de Erbil, la capital de la región del Kurdistán, lo que elevó a 220 los golpes de las fuerzas armadas norteamericanas contra objetivos del EI en esa nación árabe desde el 8 de agosto pasado.

Estados Unidos, con el apoyo de Jordania, Catar, Bahrein, Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos inició una campaña aérea contra fuerzas del EI en territorio sirio el 23 de septiembre pasado, sin la anuencia de las autoridades de Damasco.

El Gobierno del presidente Bashar Al Assad ha expresado su decisión de colaborar en cualquier esfuerzo internacional contra el terrorismo sobre la base del respeto a la soberanía del país y las leyes internacionales, posición que comparten numerosas naciones, en particular Rusia e Irán.