Majestuoso e imponente San Cristóbal. Así se ve de largo y de cerca, lo constatamos y lo sentimos en la extenuante aventura denominada “Reto Extremo San Cristóbal” que el Instituto Nicaragüense de Turismo (INTUR) realizó como parte de la promoción de la campaña “Nicaragua Mía” y también en ocasión del Día Internacional del Turismo.

Al menos 200 personas se enfrentaron a este reto súper extremo que ahora forma parte de la denominada Ruta Colonial y de los Volcanes que es apoyada por la Unión Europea con fondos superiores a los 249 mil euros y que consiste en una serie de proyectos dirigidos a promover el turismo comunitario y rural.

El Reto Extremo San Cristóbal se hizo a beneficio del Asilo Anciano Fray Francisco Domínguez, por lo que la inscripción tuvo un costo de 100 córdobas y contó con el respaldo de los empresarios chinandeganos.

El Volcán San Cristóbal es el más alto de Nicaragua con 1.745 metros sobre el nivel del mar, se ubica en el noroeste del país, y llegando al menos a la mitad de su altura se ve lo majestuosidad de nuestro nación. Se asegura que llegar a su cumbre se puede ver parte de las montañas de El Salvador y Honduras, incluso se ve parte del Golfo de Fonseca.

Pocos lograron subir muy cerca de la cumbre, otros llegaron a la mitad, pero a todos los que abordamos en el trayecto, nos manifestaron su entusiasmo, su alegría y su valor de tomar este reto, que requirió condiciones físicas muy buenas.

En el lugar abunda la vegetación y la humedad, el camino es quebradizo y cuando llegas al inicio de las faldas, la arena de color negro obliga a extraer fuerzas extras, el caminar se hace más lento, algunos se auxiliaron con trozos de madera que utilizaron como “pie de amigo”, pero aún así la gran mayoría de inscritos subieron a una buena parte del volcán y vivieron la aventura extrema.

Cristian José Villavicencio, un experimentado maratonista nacional e internacional logró llegar a la meta en un tiempo de 2 horas y 15 minutos, después llegó Yader Llanes Muñoz, un joven chinandegano originario de la comunidad La Bolsa cercana al volcán y el tercer lugar fue para el turista norteamericano John Menéndez, un joven originario de Atlanta Georgia.

Reto comenzó muy temprano

La jornada turística y deportiva inició desde las cinco de la mañana en la comunidad La Bolsa, con la inscripción de los participantes que recibieron su camiseta y gorro de la ruta Colonial y de los Volcanes.

En esta actividad participaron personas de todas las edades, niños entre los 12 y 15 años, jóvenes y hasta adultos que sobrepasaron los 50 años, incluso mayores de 60 se atrevieron a retar al San Cristóbal que durante estos días ha estado muy tranquilo.

“La iniciativa está muy bonita de ayudar a los ancianos, hoy en día los jóvenes hemos perdido ese amor por nuestros adultos mayores, por eso estamos aquí para aportar y porque es muy lindo venir a conocer este volcán”, dijo Darali, una joven que forma parte de un grupo de jóvenes de una misma familia que aprovecharon el reto extremo. Este es el cuarto volcán que Darali llega a conocer, en otras oportunidades ha estado en El Maderas, Casitas y Cosiguina.

Cuidar nuestras bellezas naturales

Villavicencio indicó que la actividad fue un gran mensaje para la juventud, para Nicaragua, de cuidar la naturaleza y “hoy la disfrutamos, la cuidamos y creo que si cada uno de nosotros cooperáramos con la naturaleza no tendríamos problemas con la capa de azono”.

Este atleta felicitó al INTUR, a los empresarios y a todos los que llegaron a ser protagonistas de esta aventura extrema que será institucionalizada a finales de septiembre de cada año, según afirmó la delegada por turismo Ofelia Amanda.

John Menéndez, un joven norteamericano que tiene 15 meses de residir en Chinandega, se apuntó porque es un aventurero que por cuarta ocasión se atrevió a retar al San Cristóbal. En esta ocasión lo hizo con otro compañero de su nación, que gustan de los deportes extremos.

“Soy un chinandegano de corazón, quiero a este país, a su gente y estas iniciativas ayudan a cuidar a la fauna, al medio ambiente y de paso cuidamos nuestros cuerpos para tener buena salud”, dijo Menéndez cuando regresaba de cumplir el Reto Extremo San Cristóbal.

Es importante señalar que esta jornada se contó con el valioso apoyo de la Policía Nacional y de la Cruz Roja, que en todo momento prestaron ayuda a los participantes, dando recomendaciones y auxiliando si era necesario.

Promover salud

Yolanda Santeliz de la Cruz Roja en Chinandega, informó que participaron 11 voluntarios que fueron distribuidos en buena parte de la ruta. Se brindó apoyo a personas que presentaron cansancio, deshidratación y a dos jóvenes que resultaron con esguinces en sus tobillos.

“Esto está excelente no solamente por conocer por turismo, eso es buenísimo porque es parte de la vida, también por salud, venir aquí y caminar y respirar este aire puro, además compartir con gente que quiere también fomentar hábitos saludables está buenísimo”, dijo Maritza Romero, originaria de República Dominicana y de la Organización Panamericana de la Salud.

“Vale la pena este sacrificio, pensaba llegar hasta Las Rojas, pero aquí estoy delante de las Rojas y lo que me inspiras es que arriba va mi hijo de 17 años. Recomiendo a todos los que somos nicaragüenses y a los que no también vengan porque es un punto turístico muy bonito”, indicó Georgino Bravo, un compañero que llegó muy cerca de la cúspide del volcán.