El Nuncio Apostólico de Su Santidad en Nicaragua, Monseñor Fortunatus Nwachukwu, recibió este viernes la grata visita de Su Eminencia Reverendísima Cardenal John Onaiyekan, Arzobispo de Abuya, capital de Nigeria, quien llegó procedente de New York en una visita de cortesía al nuncio en Nicaragua.

El primer encuentro entre ellos se dio en el Aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino, donde conversaron como hermanos y amigos.

El Nuncio Apostólico, Monseñor Fortunatus Nwachukwu, explicó que la visita del Cardenal Onaiyekan es de carácter privada, pues ambos tienen mucho tiempo de conocerse en su natal Nigeria.

Comentó que el Cardenal Onaiyekan ha sido por muchos años Presidente de la Conferencia Episcopal de Nigeria; ha sido también presidente del simposio de las conferencias episcopales de África y presidente de la asociación de cristianos en Nigeria.

Dijo que desde sus cargos ha impulsado iniciativas a favor del diálogo entre las varias religiones que se profesan en el país africano.

“Actualmente, está en varias comisiones y dicasterios de la Santa Sede. Vino ahora para guiar una delegación de obispos de obispos africanos en la conferencia alrededor del tema de medio ambiente en New york. El cogió la ocasión para pasar, para visitar a su amigo y le decimos bienvenido Eminencia”, expresó Nwachukwu.

Por su parte el Cardenal Onaiyekan, expresó sentirse extremadamente agradecido por el recibimiento y la calurosa acogida que se la ha dado en Managua.

Dijo que “Su Excelencia, el Nuncio Apostólico, ha sido para mí un hermano, amigo desde hace mucho tiempo. Yo lo he visto crecer, madurar, el también me ha visto crecer en mis responsabilidades. Hoy agradecemos al señor por las cosas que está haciendo por medio de él”.

“Estoy seguro que para los nicaragüenses ver un cardenal nigeriano en Managua no tendría que sorprender demasiado porque ustedes tienen acá también un Nuncio nigeriano. Pero esto demuestra lo que el señor está haciendo con su iglesia en nuestro país”, agregó.

“Estoy contento de estar acá, y él me hará visitar un poquito el país, seguramente cuando voy a casa voy a contar a nuestra gente que nuestro hermano esta en buenísimas manos acá”, dijo sonriendo Su Eminencia Cardenal Onaiyekan.

Monseñor Fortunatus agradece muestras de aprecio del pueblo nicaragüense

Monseñor Fortunatus recordó que tras su llegada a Nicaragua, como enviado de Su Santidad, le costó muy poco enamorarse de Nicaragua.

“Donde voy hablo casi como un nicaragüense. Y quiero compartir esto con él y esto es para mí una sorpresa, es una visita privada. Para mi es una sorpresa muy linda porque me muestra el aprecio que tienen por mi hermano, por la iglesia que él representa”, comentó ante la presencia de los medios del Poder Ciudadano.

Detalló que en la corta estadía el Cardenal nigeriano visitará el norte del país, las isletas de Granada, Selva Negra, y también concelebrará la Misa dominical con Su Eminencia Reverendísima Cardenal Leopoldo Brenes, Arzobispo de Managua.