América Latina se ha convertido en un ejemplo para el mundo en cuanto a unir esfuerzos para lograr la erradicación total de las armas nucleares. Así lo afirmó este miércoles el embajador de Cuba en Nicaragua, Eduardo Martínez Borbonet, en el marco del Día Internacional para la Eliminación Total de las Armas Nucleares.

“Hay esfuerzos regionales importantes. Hay esfuerzos que yo creo son un ejemplo para la humanidad de cómo enfocar este asunto y lo tenemos bien cerca aquí en América Latina. Lo que acabamos de hacer los Estados latinoamericanos y caribeños en La Habana, en la cumbre de la CELAC, aprobando esta proclama de paz, declarando nuestra región no sólo pacífica y renunciando al uso de la fuerza y a la amenaza. Renunciamos a eso, renunciamos a la interferencia en los a los asuntos internos de los Estados”, declaró Martínez Borbonet en la sede diplomática de su país en Managua.

Además valoró como un aspecto importante de la declaración de paz hecha por la CELAC el establecimiento de que todos los Estados deben respetar el sistema político, económico y social que quieran adoptar. “Si nosotros no aceptamos eso, ahí se ve lo que está pasando en el medio oriente por no respetar estos principios. Si alguien se cree con el derecho de cambiar un gobierno, así no se puede realmente construir la paz”, valoró el diplomático.

Nadie creyó el discurso de Obama

Respecto al discurso recién pronunciado en la ONU por Barak Obama, presidente de Estados Unidos, el diplomático cubano afirmó que nadie creyó la postura hipócrita adoptada en el estrado.

“Nadie se creyó el cuento de que Estados Unidos es una potencia pacífica y que estamos viviendo el mejor momento de la historia al mismo tiempo que ellos precisamente acaban de aprobar un plan para modernizar sus fuerzas nucleares”, expuso.

Según Martínez Borbonet, este plan está previsto a ejecutarse en los próximos treinta años y tiene un valor de un millón de millones de dólares, monto equiparable con las pérdidas que sufre Cuba debido al bloqueo que ha impuesto la nación norteamericana.

Declaración nace por iniciativa de Cuba

El embajador de Cuba recordó que la declaración de nombrar el 26 de septiembre como Día Internacional para la Eliminación Total de las Armas Nucleares, nació como una iniciativa de Cuba y con el apoyo activo de Nicaragua.

Martínez puntualizó que esta declaración contiene una definición muy importante para eliminar tanto el uso como la amenaza del uso, planteándose la eliminación total de esta arma devastadora.

“Además de que llama a establecer una zona libre de armas nucleares en el oriente medio, llama a hacer una negociación para la eliminación total, prohibir el uso (…) y eso tiene una actualidad tremenda viendo cómo se están desarrollando los acontecimientos, sobre todo en oriente medio en estos momentos”, puntualizó.

En este mismo sentido, hizo énfasis en la necesidad de involucrar a todos los gobiernos del mundo en este tema, refiriéndose al conocimiento internacional de que existen naciones agresivas como Israel con este tipo arma, capaz poner en peligro la paz mundial.