Ochenta pacientes con problemas de hernia y vesícula fueron operadas durante una jornada de cirugías para corregir esos problemas en el Hospital Manolo Morales.

El doctor Ariel Herrera, cirujano de dicho hospital, informó que el objetivo de la jornada es reducir las listas de espera y atender con calidad y calidez al pueblo nicaragüense.

“Vamos a beneficiar a 80 familias que andan con su problema de salud y vamos a corregírselo”, explicó.

Herrera dijo que la mayoría de las cirugías son ambulatorias y destacó que los médicos tienen amplia experiencia en atención a pacientes de zonas rurales con la brigada de médicos sandinistas.

Además explicó que para evitar complicaciones con la hernia y la vesícula se deben hacer acciones de prevención que consisten en hacer ejercicio, evitar aumentar de peso, no hacer esfuerzos extenuantes y mantener una dieta balanceada.

Recordó que a nivel mundial y en nuestro país la hernia y la vesícula son la tercera causa de enfermedades.

Por su parte las pacientes que esperaban ser intervenidas quirúrgicamente, indicaron que la atención en el hospital ha sido excelente y se les ha realizados los chequeos y exámenes de forma gratuita.

María Eugenia Hurtado, de 34 años y habitante del barrio 18 de mayo, dijo que desde febrero tiene problemas de vesícula.

“Esta buena la jornada, porque esperábamos las operaciones para octubre pero como ya vino esto, que sea lo que Dios quiera. Gracias a Dios bien nos están atendiendo bien, primeramente Dios hoy mismo salgo”, comentó.

Manuela Rayo, de San Isidro de la Cruz Verde, quien también será operada de la vesícula, dijo que tiene 4 meses con ese padecimiento. “Hoy por fin gracias a Dios que me van a operar. Gracias a Dios todo va bien, es una atención rápida. Mi operación era para 9 de octubre y me llamaron para hoy. Está bien todo lo que están haciendo. Se debe continuar así trabajando”, expresó.

Heydi Palacios, dijo que la atención hospitalaria es muy buena, además que les realizan los exámenes y chequeos sin ningún costo.

“Está bien porque en Nicaragua tenemos bastante personas con este problema. Ahora solo nos queda cuidarnos”, indicó.