El Presidente de la República Comandante Daniel Ortega Saavedra, a través del compañero Paul Oquist, Secretario Privado para Políticas Nacionales, remitió una propuesta de reforma a la ley 433 o Ley de Exploración y Explotación de Recursos Geotérmicos, que persigue que el Estado Nicaragüense pueda tener participación accionaria en futuros proyectos de generación en este sector.

La presente iniciativa pretende reformar el artículo 2, el numeral 6 del artículo 6, y los artículos 27 y 28 de la ley 443, a fin de consignar un modelo de participación estatal a través de Enel, en las nuevas concesiones de exploración y explotación que se soliciten al Ministerio de Energía y Minas, una vez que este ente haya realizado la convocatoria de negociación directa.

El diputado y coordinador de la bancada del FSLN, Edwin Castro, explicó que se está proponiendo ampliar la vigencia de la concesión de explotación de 25 a 30 años, a fin de armonizarlo con la vigencia de la licencia de generación.

La iniciativa agrega que los desarrolladores de proyectos de generación, podrán tener concesiones de 30 años, lo que les permitirá utilizar el vapor que generan nuestros volcanes para generar energía eléctrica por un plazo similar de años, todo esto en concordancia con lo dispuesto en la ley de la industria eléctrica.

De igual forma se pretende modificar lo relativo a los plazos de prórroga para que sean por un periodo igual, al inicialmente concedido y no de diez años, como se establece actualmente. La aprobación de esta prórroga dependerá de que el concesionario haya cumplido con las obligaciones del contrato inicial de explotación y que hayan expectativas o indicios técnicos de poder incrementar la capacidad de generación del campo o por aumento en la eficiencia energética que permita una mayor generación, destaca la exposición de motivos enviada a la primera secretaria de la Asamblea nacional.

“Es importante mencionar que estas modificaciones no poseen un impacto presupuestario, pero si traen un impacto económico al incentivar las inversiones extranjeras directas, la generación de empleo y los recursos que obtendrá el país a través de los impuestos correspondientes y los derechos y cánones que deben ser pagados”, refleja la propuesta.

Castro señaló que la importancia de estas reformas, radica en que el pueblo de Nicaragua se convertirá en socio, a través de la empresa Enel. La actual ley no brinda ningún ingreso al estado de Nicaragua, por tanto se hace necesario aprobar estas reformas para que el estado recupere lo que genera nuestra madre naturaleza.

Aclaro que la propuesta al ser aprobada, no afectará a los proyectos geotérmicos ya establecidos, sino a las nuevas inversiones que están llegando al país. Castro aseguró que existe interés de invertir en proyectos geotérmicos por parte de grandes compañías canadienses, italianas y de Islandia. La propuesta no establece porcentaje de participación.

"Eso hay que negociarlos en cada caso y puede ser un porcentaje fijo, yo prefiero porcentajes graduales en que vayan regresándole al estado de Nicaragua la propiedad", dijo Castro.