Cerca a la ciudad de León, en el occidente de nuestro país, se ubica la fabrica “Nica Manos” de capital nicaragüense. Desde desde hace siete años, esta iniciativa se dedica al cultivo y procesamiento de Marango (también conocida como Moringa), una planta que contiene muchos nutrientes importantes para la salud humana y la prevención de enfermedades. Dicha empresa es la única en nuestro país que ha logrado ubicar una amplia variedad de productos de este tipo en el mercado internacional, gracias a la calidad de los mismos.

Nica Manos, actualmente cuenta con un cultivo de 200 mil árboles, de cuyas hojas elaboran medicamentos naturales, alimentos y otros componentes para el consumo humano, de igual forma, se dedican al cultivo de las plantas para la creación de viveros, los que a través del Ministerio de Economía Familiar, Comunitaria, Cooperativa y Asociativa (MEFCCA) son distribuidos en las zonas secas de nuestro país, esto como una medida de crear nuevas alternativas de cultivo.

“El Marango es una planta adecuada para el cultivo en las zonas secas, por ello estamos trabajando en un programa impulsado por nuestro Gobierno, para que se realicen las plantaciones de marango de manera programada como parte del modelo de trabajo en las pequeñas fincas y de esta manera evitar afectaciones en el ganado y por supuesto promover el consumo de la misma en la población”, manifestó María Antonieta Machado, titular del Mefcca.

“Estamos trabajando de manera coordinada con Nica Manos en el tema de suplementos dietéticos con las hojas procesadas, aceite, así como el acompañamiento que nos estarán brindando en la capacitación con los técnicos y pequeños productores, lo que va a permitir un establecimiento del consumo de la misma a nivel nacional”, añadió.

Así mismo, el Mefcca trabaja de forma coordinada con autoridades del Ministerio de Salud, tomando en cuenta que el producto está siendo utilizado como suplemento alimenticio en los niños y mujeres embarazadas a través del cultivo del mismo en los centros escolares y casas maternas.

El marango es una planta de rápido crecimiento, condición que facilita la producción del mismo, además es resistente a los cambios climáticos y sus componentes como las hojas y semillas son utilizadas para el consumo, tanto animal como humano.

“Contamos con dos áreas de cultivo, una de ellas es el área intensiva, la cual requiere de una amplia cantidad de semillas, ya que utilizamos un millón de semillas por hectáreas, lo que significan 350 quilos de semilla por hectárea. Actualmente tenemos cerca de 20 millones de plantas que son las que utilizamos para cosechar las hojas de las que producimos cápsulas, extractos, té, y de las semillas elaboramos aceite y del remanente de la semilla realizamos algunos alimentos o fertilizantes”, expresó Jacobo Velásquez, propietario de la empresa.

“Estamos sosteniendo encuentros con el Gobierno Central para suplirles de uno de los componentes que elaboramos como es el polvo de marango, el cual será utilizado como complemento alimenticio de los niños que reciben la merienda escolar y las mujeres embarazadas de los albergues a través de la elaboración de galletas fortificadas, ya que el marango tiene altos componentes nutricionales” concluyó.