De acuerdo a Moreno, la gran mayoría de los problemas fueron causados por la caída de aproximadamente un centenar de arboles.

“Las destrucciones en general y las viviendas que colapsaron sus techos, en gran medida se debieron a la caída de árboles”, afirmó.

Señaló que actualmente la situación ya ha sido atendida y que solo se están haciendo labores de escombreo en algunos puntos de la capital.

Cabe destacar que entre viernes y sábado la Alcaldía de Managua reporta 1600 personas afectadas y 228 viviendas semidestruidas, de las cuales 150 ya están siendo atendidas.

“Los casos del viernes han sido atendido hoy (domingo), y los casos de ayer estamos en proceso de atenderlos. Las familias han requerido en algunos casos frazadas y colchonetas, en otros casos la entrega de un plan techo de emergencia o una vivienda solidaria”, explicó.

“Hemos contado con el apoyo decidido y permanente de todas las instituciones del Gobierno del Poder Ciudadano que han estado al frente de esta situación: la Policía, la Defensa Civil, las instituciones de socorro, los bomberos, la Cruz Roja y los promotores solidarios que creo que han sido la fuerza más importante que se ha dispuesto”, subrayó Moreno.

En relación a las dos personas muertas, indicó que la Alcaldía estará apoyando a la familia a trasladar los cuerpos hacia la ciudad de Ocotal donde serán velados.

Familias que perdieron sus casas reciben viviendas solidarias


Entre las familias que perdieron sus viviendas, dos habitan en el barrio Laureano Mairena, en el distrito VII de Managua. A estas familias la Alcaldía en conjunto con la Promotoría las está beneficiando con el programa de una Vivienda Solidaria en cumplimiento al mandato de la compañera Rosario y  el comandante Daniel de atender inmediatamente la emergencia causada por las lluvias.

Una de estas familias es la de doña Alba Estela Ampié, quien dijo sentirse muy agradecida con el comandante Daniel por este apoyo.

“Esperamos en el nombre de Jesús que siempre permanezca el vivo para que nos ayude a este pueblo de Nicaragua”, afirmó Ampié.

Está señora asegura que su humilde vivienda  fue derribada por los vientos huracanados de este sábado al momento que la familia entera estaba en la cocina, gracias a lo cual nadie salió herido.

Igual se manifestó Alba Alvarado Rojas, habitante de este mismo barrio. “Le agradezco mucho primeramente a Dios y después al nuestro presidente, a la compañera Rosario y a todos los que me han ayudado”, señaló.

En el distrito VII de Managua, el temporal de este sábado destruyó 4 viviendas, las cuales serán reconstruidas por la Promotoría a través del programa de Vivienda Solidaria.