Decenas de miles de miembros de la Unidad Nacional del Adulto Mayor (UNAM) festejaron 7 años de haberse constituido como organización, con una caminata que inició en la rotonda del Comandante-Eterno Hugo Chávez Frías y concluyó en el Puerto Salvador Allende, con una serie de actividades de recreación para este sector de la población que hoy goza de mejores condiciones de vida.

Los hombres y mujeres que conforman la UNAM y que a su vez constituyen la reserva moral de nuestras actuales generaciones, realizaron la caminata celebrando tener mejor atención en salud, por ser protagonistas de los principales programas de restitución de derechos que promueve el Gobierno Sandinista. También demandaron que las autoridades pongan mano dura contra aquellos comerciantes que especulan con los precios de los principales productos de consumo popular.

El compañero Porfirio García, actual presidente de la UNAM, destacó que el principal logro que celebran en siete años de lucha gremial, es ser protagonistas de la restitución de la pensión reducida que les fue cercenada en los gobiernos neoliberales y que ahora les garantiza el Gobierno Sandinista del Presidente Daniel Ortega Saavedra y la Compañera Rosario Murillo.

“Entendemos que la salud para los adultos mayores ha mejorado muchísimo (…) en avances hemos avanzando bastante en cuanto ha salud, tenemos mejores respuestas de las que teníamos antes, en cuanto a pensión tenemos la pensión y en beneficios sociales tenemos sillas de ruedas, bastones, andarivel, audífonos, es decir un montón de beneficios y somos objetos del Plan Techo, estamos recibiendo prestamos y entonces puedo afirmar que en estos siete nuestro nivel de vida ha mejorado muchísimo”, declaró García.

“Estamos muy agradecidos en esta restitución de derechos”, agregó el dirigente de la UNAM.

“Son siete años de luchas, de demandas y de victorias también, porque el año pasado la presidencia nos restituyó la pensión reducida y hemos conseguido muchos beneficios sociales, la verdad es que estamos contentos y agradecidos”, señaló doña Alma Mendoza, vicepresidenta de la UNAM.

A los miembros de la UNAM se les atiende de manera prioritaria en las unidades de salud, se les dota de sillas de ruedas, andariveles, muletas, anteojos y accesorios para aliviar la sordera. También son protagonistas del Plan Techo, Usura Cero, Bono Productivo y de otros programas que restituyen derechos.

“Hemos logrado mucho gracias a este gobierno humanista que nos ha concedido y que es preocupación del presidente Daniel y la compañera Rosario, de que los adultos mayores vayamos teniendo una mayor calidad de vida”, declaró Mendoza.

En tanto Gregorio Aguinaga, originario de Chinandega, manifestó que celebran siete años de haber recobrado la dignidad para los adultos mayores, la cual solamente es posible gracias a la voluntad del gobierno revolucionario que dirige el Comandante Daniel.

“Es con este gobierno que hemos logrado bastante éxito, porque el comandante Daniel aprobó la ley (de la pensión reducida) que nosotros habíamos luchado”, dijo Aguinaga.

La UNAM entre sus nuevas peticiones que realiza al Gobierno Sandinista, se encuentra que unas dos mil mujeres viudas, se les entregue la pensión reducida. Igual solicitan que algunos adultos mayores que sufren de cáncer en la próstata, se les incluya en los tratamientos para combatir este mal. Ambas solicitudes fueron recibidas por autoridades del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS). La UNAM está conformada por un poco más de 17 mil adultos mayores, pero los que reciben la pensión reducida sobrepasa los 27 mil compañeros y compañeras.