El Presidente del Banco Central de Nicaragua (BCN), Ovidio Reyes, manifestó que las proyecciones económicas de Nicaragua se mantienen en cifras positivas, por tanto al fin de año se espera un crecimiento del 4.5% y una inflación del 7%.

Reyes señaló que estas proyecciones se fundamentan en el crecimiento de las exportaciones de nuestros principales productos, las ventas de las zonas francas, la producción agropecuaria y la efectividad de los programas económicos y sociales del Gobierno Sandinista.

Indicó que las proyecciones son positivas, a pesar que en el primer semestre se dio una pequeña desaceleración del sector construcción y los efectos ocasionados a las cosechas en algunas zonas del país por el déficit de lluvias.

“Hemos hecho una evaluación constante de los avances de la economía global, creemos de que no hay mucha diferencia con respecto a la última evaluación que realizamos, es decir tenemos un sector exportador que se mantiene pujante en esta primera parte del año”, destacó Reyes.

Indicó que la tasa de crecimiento en el sector de bienes y servicios anda alrededor del 8 y 9%, en el caso de las exportaciones de Zonas Francas entre el 14 y 15%, ambas son entre un conjunto de sectores, las principales fortalezas en que se basa la estabilidad macroeconómica del país.

“Nosotros mantenemos aún nuestra estimación de un crecimiento que podría ubicarse entre un 4 y 4.5% que es lo que nosotros informamos y una inflación que se podría estar ubicando alrededor del 7%”, indicó Reyes.

En relación a las reservas internacionales, Reyes contestó que están por encima de los 2 mil millones de dólares, pero se estima que al final del 2014 se tendrá un incremento importante, gracias al impulso satisfactorio de las exportaciones y al crecimiento del crédito hasta por un 22%.

Las remesas se mantienen en positivo, a pesar del contexto de crisis internacional. “Mientras en otros países la inversión extranjera les está haciendo adversa ante la señales de aumento de las tasas de interés internacionales, a nosotros nos ha ido relativamente bien y en cuanto a remesas efectivamente ha ocurrido aun cuando hubo desaceleración en la economía mundial las remesas continúan llegando y a la fecha continúan creciendo en una tasa positiva, andan entre un 5 y 6% de crecimiento las remesas”.