La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, destacó este martes los logros alcanzados por su país en la reducción de los efectos del cambio climático y la preservación de los recursos naturales.

En su intervención en la Cumbre sobre el clima que realiza la Organización de Naciones Unidas (ONU), la jefa del Estado brasileño dijo que en esa nación "hemos aplicado una política para vigilar los desastres naturales, para impedir daños a las personas y bienes".

Rousseff expresó que Brasil ya está trabajando en un acuerdo para combatir el cambio climático propicio para el desarrollo sostenible, y que en los últimos años se han logrado resultados favorables y se han disminuido las emisiones de carbono de 66 a 39 por ciento hasta el 2020.
También informó que Brasil ha tomado medidas decisivas con respecto a la deforestación ya que se ha reducido en un 70 por ciento. "Es justo decir que el Brasil no anuncia promesas si no resultados (...) Contribuiremos a mitigar la deforestación con los países de la cuenca del Congo", recalcó.

La mandataria llamó también a fomentar la energía renovable y tener agricultura baja en emisiones de carburo. También insistió en que "a través de las granjas familiares estamos reduciendo la pobreza".

Por último, Rousseff dijo que "presentaremos a nuestros ciudadanos brasileños un plan para combatir el cambio climático y revertir la lógica de que combatir el cambio climático es nocivo para el crecimiento económico", fomentando nuevas políticas de desarrollo sostenible.