Las delegaciones palestina e israelí que negocian la extensión del cese del fuego en Gaza reiniciaron hoy aquí las conversaciones tras una dilación de varias horas.

Fuentes palestinas y egipcias confirmaron que las negociaciones se renudarían hoy a pesar de versiones en sentido contrario.

El grupo palestino suspendió su presencia en los contactos indirectas, con Egipto como intermediario, tras conocerse el asesinato esta madrugada a manos del Ejército de Tel Aviv de dos palestinos, Amer Abu Aisha y Marwan Qamawe, en la ciudad cisjordana de Hebron.

Ambos hombres estaban acusados por Israel de ser miembros de Hamas y de haber secuestrado y ultimado en junio pasado a tres pobladores de un asentamiento sionista ubicado en una zona bajo control del Ejército israelí en la Cisjordania.

Supimos del asesinato de Abu Aisha y Qawame cuando nos dirigíamos a la sede de la Muhabarat egipcia (Inteligencia, en árabe) y decidimos suspender la sesión en señal de protesta, declaró a la prensa Izzat al Rishaq, uno de los integrantes de la delegación palestina.

Los asesinatos de los dos palestinos son "un intento deliberado de evitar las negociaciones sobre el cese del fuego (en la franja) y para terminar los sufrimientos de nuestro pueblo, añadió.

Tras sostener consultas con funcionarios de Hamas en Gaza y en el exterior se adoptó la decisión de proseguir, reveló por su parte Mahmoud Zahar, otro integrante de la delegación.

Entre principios de julio y fines de agosto pasado el Ejército israelí desató una ola de ataques contra la franja de Gaza que causó la muerte a más de dos mil civiles, en su inmensa mayoría mujeres y niños, 11 mil heridos y la destrucción de la infraestructura de ese territorio.

Gaza es considerado por la ONU uno de los lugares más pobres y superpoblados del planeta y además está bloqueado por Israel hace ocho años.