Un total de 21 mujeres que residen en el barrio San Judas y otras comunidades cercanas se presentaron desde tempranas horas de la mañana del sábado, para someterse al proceso quirúrgico.

La doctora Natalia Salgado del Hospital Bertha Calderón comentó que las esterilizaciones  se realizan a mujeres que ya tienen  su “paridad satisfecha” y por lo tanto tomaron conciencia en no tener más hijos.

Entre este grupo de mujeres se encuentran madres de tres, cuatro o cinco hijos, situación que les permitió tomar la decisión junto a su compañero de vida. En el hospital se realizan los exámenes y pruebas necesarias para confirmar que están aptas para la intervención, comentó Salgado.

Flor de Liz López Cortez del barrio Germán Pomares, manifestó que hace seis meses tuvo el último de sus hijos, por lo que en el centro asistencial le platicaron sobre la posibilidad de esterilizarse para prevenir los embarazos.

Agregó que durante los chequeos rutinarios a su pequeño hijo, las ginecólogas vienen haciendo conciencia a mujeres con “paridad satisfecha” para que vean en la esterilización, una opción para mejorar los niveles de vida de las familias.

“Yo tengo cinco hijos y ya no quiero tener más. Suficiente muchachos ya he traído al mundo y ahorita no tenemos una estabilidad económica buena, mi marido está sin trabajo y yo tampoco, así que ya no queremos tener más hijos”, comentó López al explicar las razones de someterse a la operación.

Brenda Sánchez Reyes, de 25 años, afirmó que decidió someterse al proceso de esterilización, al sentirse satisfecha con los dos hijos que ha engrendrado con su esposo, el que también participó de la decisión.

La doctora Juana Munguía Navarrete del Centro de Salud Edgard Lang, manifestó que el MINSA dentro de una serie de programas en salud que ofrece a la mujer, se encuentra la cirugia de esterilización, misma se práctica a aquellas compañeras que tienen "paridad satisfecha" y ya tienen tres hijos.

"Seguimos luchando por las mujeres y este grupo (diez compañeras) ya tienen cada una, entre cuatro y seis hijos, por lo que sienten que ya no quieren más. Antes de someterse a la operación, cada mujer recibe una capacitación sobre las bondades y riesgos de prácticarse una esterilización", dijo Navarrete.

La esterilización consiste en una operación bastante simple, durante la cual el cirujano liga las trompas de Falopio (donde se produce la fertilización del óvulo por el espermatozoide) de una o distintas formas, haciendo casi imposible el transporte y fertilización del óvulo.

En este mes de mayo los diferentes hospitales del país vienen realizando diferentes jornadas médicas, para celebrar a las Madrecitas Nicaragüenses.