Muchachos y muchachas que forman parte de la Federación de Estudiantes de Secundaria (FES), con un recital de poesía rindieron homenaje a nuestro ilustre héroe y poeta Rigoberto López Pérez, que un 21 de septiembre de 1956 protagonizó el inicio del fin de la tiranía al ajusticiar al dictador Anastasio Somoza García.

De esta manera, los [email protected] de secundaria de diversos centros escolares de la capital, rindieron tributo a Rigoberto, un nicaragüense revolucionario que fue apasionado de la lectura y de la poesía. Los [email protected] recitaron y declamaron una serie de poemas escritos por Rigoberto y de otros autores contemporáneos.

“Este recital ha sido replica en los municipios de nuestro país, en los colegios, precisamente porque este domingo 21 de septiembre cumple un año más de ese tránsito a la inmortalidad, de ese acto inmortal de Rigoberto López Pérez en la acción de ajusticiar al tirano”, dijo la compañera Elena García, Presidenta de la FES.

Indicó que la acción de Rigoberto López Pérez, más allá de su valentía infinita, su heroísmo estuvo impregnado de amor patrio y sentimiento nacionalista, lo que llena a los jóvenes estudiantes de mayor ánimo, para seguir construyendo una nación más prospera y más justa.

“Me ha gustado (participar del recital de poesía) porque así nosotros los alumnos aprendemos cada día, rescatamos lo que hicieron nuestros antepasados, tal y como Rigoberto López Pérez que luchó por nuestra Patria, así como el general Augusto C. Sandino que pudieron hacer que nuestra patria fuera libre”, expresó Morelia García, que recitó el poema “Confesión de un Soldado” escrito por Rigoberto López Pérez.

Añadió que el poema le gustó mucho, porque el autor confiesa su amor infinito hacia Nicaragua y que estaba dispuesto a dar la vida por una patria libre.

“Lo que hizo por nuestra patria es importante y me gustaría que todos conociéramos mucho más de él, investigarán y celebraran su gesta”, dijo García que estudia en el colegio Benjamín Zeledón.

Laura Barillas estudiante del quinto año del colegio Rigoberto López Pérez, indicó que el héroe además de un gran revolucionario, fue un excelente poeta y escritor muy reconocido en su época.

“El hizo todo eso por nosotros, para que nosotros fuéramos libres y un ejemplo muy claro de tanto que quería a Nicaragua, es cuando mató a Somoza, hizo lo que tenía que hacer para que nosotros tuviéramos en estos espacios que tenemos ahorita”, dijo.

Finalizó diciendo que gracias a ese legado histórico de Sandino, de Rubén Darío, de Rigoberto y de muchos héroes y mártires, Nicaragua no estaría en la ruta de libertad y desarrollo que actualmente estamos.

Rigoberto López Pérez, nació un 13 de mayo de 1929 en León y falleció un 21 de septiembre de 1956, cuando realizó su patriótica hazaña de ajusticiar al tirano Anastasio Somoza García.