La china Li Na, la única tenista asiática que ganó un torneo del Grand Slam, anunció el viernes su retiro de la actividad debido a una serie de recurrentes lesiones de rodilla. Li, quien ganó una edición del Abierto de Francia y es la actual monarca del Abierto de Australia, dijo que los problemas de rodilla le impiden estar bien físicamente y la obligaron a dejar la actividad.

"La tarea de tomar la decisión de colgar la raqueta fue mucho más difícil que ganar siete partidos seguidos en el calor de Australia", dijo Li en una carta publicada en su perfil de Facebook. "Me tomó varios meses de agonía para tomar la decisión de que mis lesiones crónicas nunca me dejarán ser la tenista que puedo ser. Alejarme del tenis, con efecto inmediato, es la decisión correcta para mí y mi familia", agregó.

Li, de 32 años, se había consagrado en Roland Garros en 2011. Llegó al segundo puesto del ranking mundial pero sus rodillas estaban cada vez peor, lo que la obligó a retirarse del Abierto de Estados Unidos este año. Esa decisión generó rumores de que su carrera estaba llegando a su fin.

Durante su carrera ganó nueve títulos en el circuito de la WTA y sumó más de 16 millones de dólares en premios, cifra superada ampliamente por sus contratos comerciales. La revista Forbes ubicó sus ganancias anuales en 23.6 millones de dólares, lo que la convierte en la segunda atleta con mayores ingresos del mundo.