La República de Nicaragua, en sesión de emergencia del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), respaldo la iniciativa internacional para enfrentar la feroz epidemia del ébola, que amenaza con convertirse en catástrofe humanitaria.

A continuación, presentamos el discurso íntegro de Nicaragua -representada por la Compañera María Rubiales- sobre el ébola en sesión de emergencia del Consejo de Seguridad convocada por EEUU:

Muchas Gracias Señora Presidenta,

Le agradecemos su convocatoria a esta importante reunión en momentos en que nuestros hermanos y hermanas africanas, se debaten ante una feroz epidemia, el Virus del Ebola, que amenaza con diezmar comunidades, pueblos enteros, y la comunidad internacional debe actuar de manera inmediata con el objetivo de salvar la mayor cantidad de vidas humanas posibles y evitar que esta situación actual se convierta en una catástrofe humanitaria tal y como ha advertido la Organizacion Mundial de la Salud.

Ademas de las pérdidas en vidas humanas, mas allá de la tragedia humanitaria que esto significa, están los impactos y estragos económicos y de infraestructura que a mediano y largo plazo esta horrible epidemia traerá a los países mas afectados. La seguridad alimentaria, los sistemas de salud, el agua y los servicios de saneamiento pueden colapsar si no damos una respuesta inmediata y solidaria a los hermanos países afectados.

Nuestra solidaridad con los gobiernos de los países afectados y con las familias que han sufrido pérdidas de vidas, con los enfermos en los hospitales y refugios.

Nuestro país es un país de escasos recursos económicos, sin embargo tenemos el recurso más preciable que es el recurso humano, que estamos en la disposición de aportar conjuntamente con otras brigadas para contribuir y asistir en esta emergencia humanitaria de impredecibles consecuencias.

Queremos reconocer el trabajo de la Organizacion Mundial de la Salud, de la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios, Ocha, y la iniciativa del Secretario General de poner en práctica la Misión de NNUU para la Respuesta de Emergencia al EBOLA.

Asimismo reconocemos a todos los países hermanos que ya están brindando ayuda en trabajadores de la salud, equipos, donaciones, fondos, logística y asesoramiento y a los que el día de hoy se han comprometido a contribuir a este gran esfuerzo que deberá demostrar que la comunidad de naciones puede actuar unida, de buena fe y de manera urgente para salvar vidas, ante esta catástrofe humanitaria.

Son estas las razones que nos han llevado a co patrocinar la resolución recién aprobada por este Consejo de Seguridad.

Muchas gracias Señora Presidenta