En una entrevista publicada en un medio de comunicación local, Obregón observó que el Frente Sandinista, quien viene de triunfar con más del 62 por ciento de los votos en las Elecciones Nacionales de 2011, está en posición de obtener una nueva y contundente victoria en los comicios para alcaldes y concejales.

"La campaña de ellos (FSLN) no es una campaña electoral evidente, pero ellos están haciendo campaña. El Frente Sandinista está en campaña en todo el país. Y una campaña, que a mí me hace presuponer, que si llegamos a unas elecciones municipales en estas condiciones, ellos van a arrasar. Arrasarían", declaró.

Derecha derrotada se quiere curar en salud


Contrario a la situación del Frente, Obregón señaló que la derecha está tratando de "curarse en salud", esto ante el escenario de una nueva derrota apabullante ante el FSLN y el modelo Cristiano, Socialista y Solidario que promueve.

"Me da la impresión, de que los partidos de oposición, de alguna manera tratan de curarse en salud, de no ir a una campaña municipal donde puedan ser arrasados", afirmó.

Agregó que la derecha se mira hoy "mucho más debilitada" que en las últimas elecciones nacionales, lo que se evidencia en el "entumecimiento" de su maquinaria electoral, a pocos meses del sufragio.

"Yo siento que ellos mismos están auto derrotados. El hecho de que no haya ninguna figura, ni en Managua, que es la principal plaza", apuntó categóricamente.

Nicaragua celebrará Elecciones Municipales en noviembre próximo, para escoger alcaldes, vice-alcaldes y concejales, en una campaña donde el Frente Sandinista ha propuesto la ampliación y profundización de la participación popular desde los gobiernos locales.