El Ministerio de Salud de Brasil prepara una serie de medidas para contener la propagación del virus de Chikungunya tras la confirmación esta semana de los primeros casos de contagio interno, es decir, de pacientes que habrían contraído la enfermedad sin salir del territorio brasileño.

Según la Coordinadora de Vigilancia en Salud de Amapá, ciudad en la frontera con la Guayana Francesa en la que se registraron los dos casos de Chikungunya, una mujer de 31 años y su padre de 59, fueron diagnosticados por dos exámenes realizados el pasado lunes 15 de septiembre y en la actualidad se encuentran en fase de recuperación.

Ambos casos han activado todas las alarmas en las autoridades de la región que recibirán apoyo del Ministerio de Salud para intensificar el combate al mosquito "Aedes Aegypti", transmisor del virus Chikungunya y del Dengue, ante la sospecha que el virus haya sido transportados por estos desde la Guyana Francesa, donde el virus ya ha ocasionado varias víctimas mortales.

Según los datos facilitados por el Ministerio, ya son más de 2.000 los municipios de la región afectados por la presencia del mosquito transmisor del virus.

"Tuvimos casos en prácticamente todo el Caribe y en el norte de América del Sur. En total casi 650.000 casos sospechosos con 9.000 de ellos confirmados en laboratorio", afirmó el secretario de Vigilancia de Salud, Jarbas Barbosa.

Con el verano acercándose aumenta el riesgo de que la enfermedad se propague como advierte Barbosa: "Nuestra preocupación es con el periodo entre enero y mayo. Actuaremos de igual manera que con los brotes de Dengue, con campañas de concienciación y seguimiento de los casos detectados".

El Chinkungunya, que se detectó en Sudamérica por primera vez en 2013, tiene su origen en Tanzania donde fue identificado por primera vez en la década de los 50, y significa literalmente "persona que se tumba" en referencia a los síntomas que debilitan al paciente obligándolo a permanecer en reposo, una sintomatología de fiebre y dolores articulares intensos que recuerda enormemente al virus del Dengue pero de mayor agresividad.