El padre Neguib Eslaquit, Director del Centro de Retiro Espiritual Betania, de Dolores en Carazo, resaltó que el orgullo de ser nicaragüenses amantes de la paz y la libertad, debe prevalecer por sobre todas las cosas en este Mes de la Patria, fecha en la que se celebra a nuestros próceres de la Batalla de San Jacinto y la Independencia de los países centroamericanos.

“En estos días que estamos celebrando estas efemérides grandiosas, como es la Independencia Centroamericana y la gloriosa batalla de San Jacinto, es un momento privilegiado para que todos los nicaragüenses de una manera particular le demos gracias a Dios porque esa Antorcha de la Libertad, de la Unidad, de la Independencia que ha recorrido todos nuestros países centroamericanos desde Guatemala hasta Costa Rica, es como un símbolo de la llama que debe permanecer encendida en nuestros corazones para seguir promoviendo los valores de la paz, los valores de la alegría, los valores de la hermandad entre todos nuestros pueblos y especialmente entre todos los nicaragüenses”, reflexionó Eslaquit.

Añadió que Nicaragua es una nación hermosa que es cobijada por el Azul y Blanco de nuestros cielos, que invita a que sigamos promoviendo en nuestras vidas y corazones, un ideal de Cristianismo donde todos seamos hermanos.

“Con el ideal de una sociedad más digna, con el ideal de una sociedad igualitaria y con el don y sentimiento más puro y más profundo de Jesucristo nuestro Señor, como es la solidaridad con nuestros hermanos”, indicó el sacerdote nicaragüense.

Agregó que la antorcha de la libertad que permanece encendida, es como la luz de Jesucristo que ilumina nuestros corazones y por esa razón sigue encendida en esta Nicaragua linda, bendecida, prosperada y en victoria.

“En estos días patrios, de manera particular nos invitamos todos para que sigamos haciendo patria unidos en victoria, dándole gracia a Jesús nuestro Señor y colaborando para que cada día Nicaragua siga en estos senderos y en estas rutas de libertad, de fraternidad, de igualdad, de justicia y de libertad para todos”, dijo Eslaquit.