La directiva del Partido de los Trabajadores (PT) de Brasil anunció este viernes que denunciaría a la candidata opositora del Partido Socialista, Marina Silva, por difamación electoral contra la Presidenta.

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, en medio de la campaña electoral, calificó de frívola e inconsecuente a su adversaria del Partido Socialista (PSB), Marina Silva, por difamar al Partido de los Trabajadores (PT).

“Silva necesita recordar que ella integró las filas del PT y que debe a esta fuerza política los cargos ejercidos”, destacó Rousseff en declaraciones a medios de comunicación.

En una entrevista la postulante del PSB, Marina Silva, compañera de fórmula de Eduardo Campos, fallecido en un accidente aéreo, dijo que el PT "no es confiable, porque colocó por 12 años a un director para asaltar los cofres de Petrobras".

La candidata opositora se refería al exdirector de la petrolera estatal Paulo Roberto Costa, preso por lavado de dinero y corrupción, quien -según la revista Veja- reveló la implicación de una treintena de legisladores, tres diputados y un ministro en un presunto esquema de soborno en la compañía.

Tras este pronunciamiento, la mandataria recordó que de esos 12 años, Silva pasó ocho con ese partido como ministra de Medio Ambiente y senadora federal.

En el marco de estas declaraciones, el directorio nacional del PT presentó una denuncia en contra de la candidata del PSB por difamación electoral.

La acusación fue presentada ante la fiscalía electoral en Brasilia (capital) por la expresión de Silva, quien señaló también que el Partido de los Trabajadores continúa haciendo lo mismo” e instó a las personas honestas a confiar en ella para renovar las organizaciones políticas.