El portavoz de la cancillería de Rusia, Alexandr Lushévich, llamó hoy a la liberación de tres antiterroristas cubanos que desde hace 16 años permanecen en cárceles de Estados Unidos, tras ser condenados en arbitrarios procesos.

Nos manifestamos en completa solidaridad con la amplia campaña internacional en apoyo a los cubanos héroes antiterroristas. Llamamos a la liberación de los patriotas cubanos que aún permanecen en prisiones de Estados Unidos, afirmó el vocero.

Denunció el representante oficial del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia en su respuesta a preguntas de medios de comunicación la hipocresía de Washington en materia de derechos humanos.

El caso de los cinco héroes cubanos antiterroristas como se les llama en La Habana, es un ejemplo, y de ninguna manera el único, del "doble rasero" de la administración estadounidense en materia de derechos humanos y en el tratamiento de la lucha contra el terrorismo internacional, añadió.

Recordó Lukashévich que Gerardo Hernández, Ramón Labañino y Antonio Guerrero fueron encarcelados por monitorear grupos extremistas que en territorio estadounidense fraguaban atentados contra su país.

Junto a ellos actuaban René y Fernando González, quienes ya regresaron a la isla tras cumplir totalmente sus sentencias.

En una nota publicada en la web de la cancillería, el portavoz explica que esta labor se llevó a cabo precisamente en el contexto del enfrentamiento al terrorismo internacional, y no en detrimento de la seguridad nacional de Estados Unidos.

Así lo demuestra el hecho de que en 1998 La Habana entregó a Washington documentos obtenidos sobre las actividades ilegales de los grupos anti cubanos en el estado de la Florida, subrayó.

La entrega de esos materiales contribuyó objetivamente al fortalecimiento de la seguridad de los mismos Estados Unidos, incluso entonces la parte norteamericana valoró altamente este paso y también declaró la intención de continuar esta cooperación, resaltó.

Deploró el vocero que, sin embargo, luego la cúpula norteamericana decidió tomar el camino de los enemigos a la normalización de las relaciones con Cuba. Los "cinco" cubanos fueron detenidos y acusados de espionaje.

Sobre el juicio, comentó que se celebró en un ambiente de presión abierta por parte de los círculos reaccionarios, lo cual no podía dejar de reflejarse en las condenas.

El hecho de que tres cubanos por falsos cargos cumplan ya 16 años de prisión es una demostración clara de una rígida ceguera ideológica, de la cual no puede librarse las autoridades de Estados Unidos, enfatizó el representante oficial de la cancillería.

Influyentes fuerzas políticas estadounidenses aún son presas de fobias del pasado y abiertamente promueven una política de "doble estándar". Y esto no sólo se aplica a Cuba, concluyó el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia.