La Compañera Rosario Murillo, Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, destacó la abnegación y la pasión de los maestros nicaragüenses en su afán por forjar con calidad a los ciudadanos y ciudadanas del futuro de Nicaragua.

Tras culminar el acto de recibimiento de la Antorcha de la Libertad y la Unidad Centroamericana, Rosario señaló que es conmovedora la abnegación con que trabajan los educadores y aseguró que como gobierno se hacen los esfuerzos necesarios para reconocerles y promover cada vez más respeto por su trabajo dedicado a los jóvenes.

“Este es un buen día para saludarles de manera especial con todo nuestro cariño y todo el compromiso a los educadores, a los estudiantes, de continuar desarrollando una educación de calidad”, aseguró.

Comentó que el tema de la educación tiene que tener el componente básico del amor, de la pasión y de la vocación. “El educador siente la educación”, valoró la Compañera y explicó que no es lo mismo un técnico, que un educador que vive su misión en la vida con pasión, con amor, con entrega.

“Por eso nuestro respeto a todos los educadores de Nicaragua, a los estudiantes que sabemos que van avanzando”, expresó.

Rosario destacó ejemplos de jóvenes estudiantes que caminan los fines de semana muchos kilómetros para asistir a clases, por eso, indicó se estableció el programa de secundaria a distancia en el campo “y por eso es que vamos a duplicarlo el año que viene, porque sabemos que la gente y los jóvenes quieren estudiar, saben que en el estudio, en la educación está el futuro”.

“Un abrazo a todos los estudiantes, a todos los educadores y reitero el compromiso de nuestro Comandante Daniel de no escatimar esfuerzo humano para continuar desarrollando calidad en la educación, a través de la formación docente y a través de la extensión de los programas con los que hemos venido trabajando con mucha abnegación, con mucho esfuerzo, con dedicación, pero sobre todo con amor”, concluyó la Compañera.