En declaraciones a los medios del Poder Ciudadano, Rosario indicó que su nombramiento como Cardenal fue “para alegría, bendición y satisfacción de las familias nicaragüenses que vemos en el Cardenal el símbolo de la Unión, la Paz y la Reconciliación, la Guía y la Enseñanza que nos lleva hacia una Nicaragua mejor”.

“Celebramos en Nicaragua estos 27 años de cardenalicio de Su Eminencia Reverendísima el Cardenal de la Paz, la Reconciliación y la Unidad de las familias nicaragüenses por el Bien Común, en esta Nicaragua donde gracias a Dios, y gracias a esa guía permanente de Su Eminencia, hemos ido avanzando”, indicó Rosario.

La compañera manifestó que los nicaragüenses “tenemos la alegría de vivir en Paz habiendo reencontrado las raíces, nuestros ideales socialistas y poniendo en práctica cada día los valores que emanan de la Fe Cristiana y avanzando en la promoción de la Solidaridad desde la persona, la familia y la comunidad”.

Finalmente, Rosario le deseó “muchas felicidades con  todo respeto y reconocimiento de nuestro Presidente, de todo nuestro Gobierno del Estado Nicaragüense a Su Eminencia Reverendísima Cardenal Miguel”.