La iniciativa se impulsará en las localidades más pobres en 37 de los 153 municipios de Nicaragua y pretende mejorar la atención integral en los infantes, dijo la oficina del BID en Managua en un comunicado.

Según el organismo multilateral, el programa permitirá a los infantes desarrollar sus capacidades cognitivas, afectivas, motrices y sociales.

También se efectuarán campañas de sensibilización, formación y capacitación a los padres de los menores y se capacitará sobre el tema a funcionarios de las carteras de Salud, Educación y Familia.

El BID agregó, con base en cifras oficiales del Instituto Nacional de Información para el Desarrollo (Inide), que en Nicaragua solo el 9,4 % de los menores de seis años en las zonas rurales logra un alto índice de bienestar y que la desnutrición crónica afecta al 22 % de la población entre cero y cinco años.

Con la financiación de 20 millones de dólares, el BID indicó que se mejorará la calidad en la atención de los servidores públicos, repararán infraestructura y facilitarán mobiliario y equipos a 200 centros comunitarios.

Además, se fomentará la "participación activa de la población en la promoción, el acceso a los servicios y el cumplimiento de los derechos de la primera infancia".

El préstamo del BID debe ser aprobado en la Asamblea Nacional de Nicaragua para entrar en vigor.