La Primera Comisionada Aminta Granera, Directora de la Policía Nacional indicó en el acto central del 35 aniversario de constitución de la institución, que el servicio a la comunidad y a las familias nicaragüenses, es el principal y único sentido de la vida policial, por tanto ratificó el compromiso de seguir fortaleciendo los niveles de seguridad ciudadana con que cuenta el país, lo que es reconocido a nivel internacional.

Este acto central de aniversario de la Policía Nacional que se realizó en la Plaza de la Revolución, fue presidido por el Presidente Comandante Daniel Ortega Saavedra, la compañera Rosario Murillo, el vicepresidente Moisés Omar Hallesleven, la Primer Comisionada Aminta Granera, Directora de la Policía Nacional, Su Eminencia Reverendísima Cardenal Miguel Obando, jefes y jefas de las policías de Centroamérica y del Caribe.

También participaron miembros de la Comandancia Nacional de la Policía Nacional, bloques representativos de la fuerza pública, funcionarios de gobierno, diputados y representantes de los diferentes poderes del Estado.

En sus primeras palabras, Granera destacó que la Policía Nacional surgió del seno popular, con raíces originadas desde la propia Revolución Popular Sandinista.

“Para los 376 fundadores de la Policía Nacional en servicio activo de los 12 mil que iniciamos la titánica tarea de conformar esta institución policial, arribar hoy a este 35 aniversario y celebrarlos en esta Plaza de la Revolución, a la cual [email protected] entramos aquel 19 de julio (1979) memorable que nos vio nacer, es un verdadero privilegio. 35 años al servicio de Nicaragua, de nuestra gente, de nuestro pueblo, servicio a la comunidad que es, se los aseguro, el único sentido de la vida policial”, subrayó Granera.

Agregó que para aquellos que aportaron su trabajo en estos 35 años de vida policial, los que ahora se encuentran en la honrosa condición de retiro y los que aún portan orgullosos el azul celeste policial, este aniversario es motivo de fiesta y de celebración, pero también de renovar compromiso para con el pueblo.

Granera indicó que Nicaragua es un país seguro gracias al trabajo articulado de todas las instituciones, pero también gracias a la estrategia de seguridad ciudadana y humana que promueve el Presidente Daniel, la compañera Rosario, que han impulsando y mejorado la capacidad de gestión de la Policía, dotando de mejores recursos y equipos, dignificado la labor del policial, mejorando los niveles de vida de los hombres y mujeres policías.

Sandino da luz y fuego

Indicó que este aniversario lo celebran en el marco de la jornada 80/35, 80 años del tránsito a la inmortalidad de nuestro General de Hombres y Mujeres Libres Augusto C. Sandino, a su legado y espíritu de amor patrio y soberanía.

“Sandino iluminando el 35 y constituyéndose a la vez en la esencia de lo nuevo de esta Policía Nacional que surge de la Revolución Popular Sandinista y está al servicio de [email protected] los nicaragüenses. Sandino con su insignificancia sobrepujaba por la altivez de su corazón de patriota, como lo escribió en el manifiesto de San Albino, vive hoy en cada operativo policial, en cada actuación, en cada plan especial, en los esfuerzos y en los sueños de los hombres y mujeres policías. Sandino hoy en la Policía Nacional dándonos su luz y su fuego en la continuación de sus conquistas como cantó Neruda”, resaltó la jefa policial.

Los delitos siguen a la baja

Añadió que el nacimiento de la Policía fue colectivo “nacimos en la calle, en la lucha revolucionaria” y se fue haciendo con [email protected], construyendo una institución cercana al pueblo, al servicio de las familias y de la comunidad, en función de la convivencia y seguridad ciudadana.

Granera aprovechó para ratificar que cada policía se compromete a realizar las cosas mejores cada día por Nicaragua. Brindó datos del actuar policial en los últimos 12 meses, precisamente en un contexto en que la inseguridad y la violencia se ha incrementado en la región centroamericana, mientras que aquí en el país, los indicadores gracias a Dios, al trabajo policial y a la participación de las familias, se vienen reduciendo los principales delitos.

Detalló que la Policía Nacional con las orientaciones precisas del Presidente Daniel Ortega, ha orientado sus esfuerzos en dos direcciones, la primera es conservar y fortalecer las ventajas comparativas en materia de seguridad y la segunda en trabajar en función de las prioridades aprobadas por el mandatario.

Indicó que en relación a la primera dirección, se ha logrado por cuarto año consecutivo reducir el número de denuncias que reciben las delegaciones policiales hasta en -27%, la efectividad policial se mantiene en un 85%, lo que ayudó a reducir la brecha entre los delitos ocurridos y los esclarecidos. El 78% de las denuncias son faltas o delitos menores y únicamente el 6% de estas, están relacionadas a delitos de mayor peligrosidad.

Manifestó que se cerró con una tasa de homicidios de 8.7% por cada 100 mil habitantes, siendo la segunda más baja de América Latina y la menor de Centroamérica, según un informe del PNUD. Informó que los robos con intimidación disminuyeron en un 72% en los últimos 4 años, mientras en el combate a la Trata de Personas, somos el único país en la región centroamericana y el número dos en América Latina junto a Chile, que estamos en el nivel uno de acuerdo a la calificación que otorga el Departamento de Estado (de EEUU) sobre el cumplimiento de los compromisos internacionales para prevenir esta forma de esclavitud.

En estos últimos 4 años se han registrado promedio mínimos de secuestros, cuatro por año y en ninguno de estos se pagó por la libertad de los secuestrados, tampoco ninguno resultó herido al momento de ser liberado, gracias principalmente a la positiva acción policial. La tasa de robos de vehículos es la segunda más baja de América Latina con 6.7% por cada 100 mil vehículos.

Granera también resaltó que Nicaragua es el primer país en Centroamericana, en el que el indicador robo, menos afecta como factor problemático para invertir, según un estudio del Banco Mundial. Igual Nicaragua tiene la segunda tasa de victimización más baja de América Latina con un 11%, somos el país con mayor percepción de seguridad, ya que solamente el 2% de nicaragüenses considera que su principal problema es la inseguridad, según el latino barómetro del 2014.

“Las conclusiones de los últimos estudios realizados por organismos internacionales reconocen los avances que en materia de seguridad tiene Nicaragua”, dijo Granera, mencionando que la delegación de Tipitapa fue escogida como una de las mejores de Centroamérica.

En relación a las segunda prioridades, resaltó que el Gobierno Sandinista las ha convertido en políticas de estado, entre ellas la coordinación de esfuerzos y articulación con las diferentes instituciones del gobierno, el ejercito, con los gobiernos locales, las iglesias, sector privado, con las universidades y todas las expresiones organizadas de la comunidad, lo que permite lograr un esfuerzo significativo en beneficio de la convivencia pacífica y la seguridad.

En cuanto a la prevención de la violencia intrafamiliar, destacó que gracias a la voluntad decidida del Gobierno Sandinista, del Presidente Daniel Ortega, de la compañera Rosario Murillo, se ha logrado cubrir todos los 153 municipios con Comisarias de la Mujer, lo que ayudó a incrementar en un 30% la atención a las mujeres, las denuncias disminuyeron en un 6.6% y la efectividad policial en este sector aumentó en un 92%, los femicidios disminuyeron en un 14%.

En torno al tráfico de drogas, resaltó que se trabaja en la prevención, capacitándose a 6 mil jóvenes en riesgo y 30 mil estudiantes, a los cuales se les involucró en 85 ligas deportivas en todo el país. Se logró desarticular mil 700 expendios, 20 células de expendedores locales y se impidió que 4.5 millones de dosis de droga llegaran a ser consumida por los jóvenes. Agregó que junto al Ejército de Nicaragua se continúa implementando la estrategia de Muro de Contención contra el Narcotráfico.

En relación a la prevención de accidentes, resaltó la implementación de 10 campañas de educación vial que abarca a un millón de estudiantes de todos los niveles, además de la participación de 26 mil líderes religiosos. Indicó que con la implementación de la nueva Ley de Tránsito, la institución ha sido severa con la implementación de las multas, las que se han incrementado en un 50%.

En lo positivo dijo que se ha desacelerado la cantidad de accidentes, así como se han disminuido los lesionados, se ha reducido en un 8% los accidentes de peatones y lesionados en un 10%. No se reportó ningún estudiante muerto por accidentes en los colegios.

Lamentó que los fallecidos en accidentes de tránsito se incrementaron a finales de agosto en 72 muertos más, al acumular 441 muertos en este 2014. En la seguridad del campo se ha desarticulado 40 grupos delincuenciales y se ha reducido el abigeato, 519 misiones operativas en 442 comunidades en Jinotega. 8 planes de seguridad turística y protección a los 28 cruceros.
Logros son del pueblo

“Estos logros no son logros solamente de la Policía Nacional, son logros en primer lugar del pueblo de Nicaragua, el gran protagonista y la mayor fortaleza de nuestro sistema de seguridad, son logros de nuestro Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional que con sus proyectos de desarrollo que dinamiza la economía del país y los proyectos sociales, han logrado reducir la pobreza extrema, factor condicionante de la inseguridad, estos logros son el resultado de todo el trabajo de todas las instituciones que conformamos el sistema de seguridad de Nicaragua, cada más unidos, más coordinados, y cada vez más cohesionados bajo la coordinación de nuestro jefe supremo”.

En sus palabras finales, brindó honor y gloria a los 456 hombres y mujeres policías que han entregado su vida en el cumplimiento del deber durante estos 35 años, por lo que pidió a cada policía a fijar la mirada en seguir fortaleciendo la seguridad ciudadana en pro de las familias.

“Tenemos un Norte, proteger y servir, construir espacios más seguros desde la comunidad, con la comunidad, por la comunidad y para la comunidad, como institución y con personas tenemos este compromiso, conscientes que nuestra misión es imprescindible para el desarrollo de nuestro país y para el bienestar de cada uno de los y las nicaragüenses”, concluyó Granera.

En esta jornada de 35 aniversario han sido ascendidos un total de 3 mil 838 policías, desde suboficiales hasta comisionados generales.