Considera que se debe decretar una Alerta Amarilla para denunciar y que sepa el mundo el verdadero daño ecológico que ha ocasionado la carretera ordenada por la presidenta Laura Chinchilla.

“Yo pienso que sí, que hay que declarar esa alerta amarilla, es una forma de denunciar al mundo la gravedad del caso, a tal extremo que voy a pedir más presupuesto y voy a pedir más dragas al Gobierno, a la Asamblea (Nacional), a nuestro Presidente Daniel Ortega. Definitivamente el problema es serio”.

Pastora afirma que Costa Rica debe indemnizar a Nicaragua por tanto daño y sobre todo debe indemnizar a la humanidad por estar causando graves efectos al medio ambiente.

De esta forma, Pastora reaccionó a las últimas informaciones generadas por los medios de Costa Rica, en la que están denunciando lo que Nicaragua ya había afirmado, que la carretera construida por el gobierno de Laura Chinchilla, se realizó sin los estudios de impacto ambiental y obviando las elementales normas de ingeniería.

“Son decenas de miles de toneladas, además de las que siempre han caído. Definitivamente es un daño sin precedente”, dijo Pastora, al definir el impacto ambiental que ha tenido para nuestro Río San Juan la carretera costarricense.

Aseveró que el daño es tan inmenso que “nos hemos visto obligado a hacer más dragas, a meter más dragas. El daño es irreversible por más que doña Laura diga que va hacer obras de mitigación”. Agregó que entre Julio y Agosto le entregan dos dragas más que se sumarán a las que ya se encuentran trabajando en la zona.

Calificó como una “muerte anunciada” el reconocimiento que el Gobierno de Costa Rica viene haciendo en torno al problema ambiental que ocasionado la carretera tica.

“Ya el pueblo de Costa Rica empieza a tomar conciencia del crimen ecológico que está cometiendo su gobierno en el norte de Costa Rica, en el sur de Nicaragua y el daño irreparable que le está haciendo a la naturaleza de la humanidad. Este es un crimen contra la naturaleza, el pueblo de Costa Rica se empieza a dar cuenta y falta que sepan más cosas”, manifestó Pastora al opinar sobre las denuncias hechas por los medios ticos, en la que denuncian la falta de estudios y diseño que tiene la carretera.

Odio cegó a Chinchilla

Indico que Nicaragua y sus organizaciones ambientales han venido denunciado este “ecocidio” sin ofender al pueblo costarricense, lo que contrasta con las innumerables expresiones de funcionarios del gobierno de Chinchilla y de la propia mandataria que nos “declaró a los nicaragüenses como su enemigo”

“Nosotros lo hemos denunciando con sensatez, tratando a los costarricenses como hermanos centroamericanos, doña Laura nos declara sus enemigos, nos duele doña Laura. Confundió al Presidente Daniel Ortega con el pueblo de Nicaragua, confundió al presidente con la naturaleza, el odio la cegó y se apuntó a que el pueblo de Nicaragua no iba a cerrar fila alrededor de nuestro presidente, siempre hay sirvientes nacionales, siempre hay traidores que hablaron cosas, pero la verdad que el pueblo de Nicaragua está con nuestro gobierno de Nicaragua en muchas cosas y principalmente en esta lucha por salvar nuestro Río San Juan”.

Chinchilla se declara ignorante


La Presidenta de Costa Rica Laura Chinchilla en una entrevista concedida a un medio francés, admitió que la carretera ha causado problemas ambientales, tanto así que ha ordenado la realización de obras de mitigación.

Cuando se le consultó sobre las últimas informaciones y el reconocimiento que han hecho sus funcionarios sobre los daños ambientales, Chinchilla contestó: “Digamos que no le preguntan a uno por dónde pasar la maquinaria, Dios libre, o no le preguntan a uno qué árbol cortar”, dijo Chinchilla.

Ante estas declaraciones el comandante Pastora expresó que Chinchilla se declara ignorante de lo que se hace en su país.

“Se declara una presidenta ignorante, se declara que no sabe lo que está pasando en Costa Rica, se declara que no sabe lo que es una carretera”.