En el marco del evento especial de Apple donde anunció su nueva línea de teléfonos, la compañía mostró las capacidades especiales de su procesador A8.

El chip (SoC) de 20 nanómetros es la segunda generación de procesadores de 64 bits, por lo que es hasta 25% más rápido que el del iPhone 5s. La empresa asegura que el A8 tiene 2000 millones de transistores, es 13% más delgado que el A7 y tiene un desempeño hasta 50% superior que el de iPhone 5s en procesos gráficos, como juegos. El chip también consume menos batería y es hasta 84 veces más poderoso que el de la primera generación de iPhone.

Adicional a esto, Apple también anunció un procesador de movimiento llamado M8 que controla el acelerómetro y la brújula para aplicaciones de monitoreo de actividad física. Estos nuevos sensores estiman distancias para darte un aproximado de lo que has caminado y también calcula la altitud, por lo que son capaces de contar el número de escaleras que subes.