La Comitiva Multidisciplinaria creada por el Gobierno para investigar el impacto de un meteorito el pasado sábado, presentó una muestra recogida en la zona del cráter dejado por el cuerpo espacial al norte de Managua.

Además, brindaron un nuevo informe sobre las investigaciones realizadas hasta el momento, en las que se destaca el hallazgo de elementos que no pertenecen al terreno, aunque se necesitan más análisis para dar una información más precisa.

Detallaron que la muestra presentada no es un trozo del meteorito, sino una muestra de roca que podría contener material dejado por el meteorito.

Sobre las opiniones brindadas por un especialista de la NASA, la Comitiva expresó que sus aportes son muy interesantes e importantes, pero mantienen su hipótesis de que efectivamente se trata de un meteorito. Además, afirmaron que descartar la hipótesis del meteorito, dejaría muchos vacíos investigativos.

El especialista Wilfried Strauch indicó que los investigadores van a tomar muestras de más rocas y de árboles ubicados cerca del cráter, después se procederá a realizar análisis en laboratorios del país y en el extranjero.

Adelantó que se realizará un modelo digital de la zona del cráter para analizar de dónde vino el meteorito y cómo impactó. También se utilizará el magnetómetro para detectar cuerpos magnéticos, pues los meteoritos aunque no son de hierro puro, tienen propiedades magnéticas y el uso del equipo especial dará indicios de dónde se tiene que buscar y la profundidad a la cual pueda estar alguna parte del meteorito.

Strauch manifestó que la red sísmica detectó el evento muy bien y tras un primer análisis se buscó las ondas que se pudieron encontrar en los registros.

El científico indicó que se pudo verificar en los registros de más de 20 estaciones de la red sísmica la llegada de las ondas sísmicas que fueron pequeñas y de las ondas acústicas que se ven a distancias de 20 kilómetros en estaciones como la del Volcán Masaya que detectaron el sonido de la explosión y registraron bien las formas de las ondas y sus tiempos de llegada.

Asimismo resaltó la cooperación con el Instituto de Geociencias en Alemania y con el Servicio Geológico de Estados Unidos y de la NASA, a quienes el Gobierno de Nicaragua ha solicitado colaboración para investigar el fenómeno ocurrido en el país.

Los miembros de la comisión reiteraron que se mantiene la hipótesis de que el cráter descubierto en las cercanías de la Fuerza Aérea de Nicaragua, fue causado por el impacto de un meteorito, razón por la cual se investiga ese evento.

Por su parte la doctora Carla Ubieta, jefa del departamento de Física de la Unan-Managua, indicó que durante el trabajo de campo se observan cosas que no son comunes en los alrededores del cráter y comentó que un levantamiento magnético permitirá hacer un modelo que señale el tamaño del objeto y su composición.

Ubieta manifestó que las investigaciones van por el camino correcto y que las mismas pueden llevar un tiempo no especificado, puesto que deben hacerse mediciones y análisis complejos por medio de los cuales se pueda corroborar que se está ante la presencia del impacto de un meteorito.

Valoró que el hecho de que no se haya observado una señal física en el cielo antes del impacto del meteoro no significa que no haya ocurrido el fenómeno, sin embargo dijo que hay que esperar información de los observatorios internacionales.

El doctor José Milán, especialista del Ineter, explicó que en las próximas horas las muestras de rocas extraídas del cráter serán enviadas a laboratorios fuera del país para ser analizadas y ver los materiales que las componen.

Además indicó que se realizará una nueva inspección para levantar un modelo digital en 3D del área del impacto. Posteriormente se utilizará un georadar que permitirá conocer si hay diferencias de materiales y a qué profundidades están.

Otro equipo especializado que será utilizado es un magnetómetro para medir diferencias entre el campo magnético en las diferentes capas de la tierra.

Milán informó que el área del cráter será protegida para continuar con las investigaciones posteriores.

Por su parte el especialista en geología William Martínez, explicó que la hipótesis de que el impacto del meteorito es la más razonable para realizar los análisis e investigaciones correspondientes y explicar qué produjo el cráter.

Martínez valoró que al investigar sobre una hipótesis que no sea la del meteorito, dejaría enormes vacíos en la investigación.

“Si nosotros descartamos el meteorito entonces los vacíos y las dudas científicas son demasiado grandes”, afirmó.

Añadió que no todos los meteoritos arden y aclaró que el meteorito no forma el cráter, sino que el cráter se forma como respuesta del terreno a un impacto. “No es lo mismo un terreno rocoso a un terreno blando, eso hay que tomarlo en cuenta, el cráter es a consecuencia del meteorito pero quien lo forma es el terreno”, explicó.

“Si nosotros tomáramos la hipótesis contraria que no es un meteorito, entonces los vacíos científicos y técnicos son demasiado grandes”, reiteró.

Finalmente, señalaron que en un mes se podrían tener algunos resultados de las investigaciones, aunque eso no signifique que se termine de investigar.