Centenares de pobladores de los municipios San Lucas y la Sabana del departamento de Madriz, inauguraron 11.94 kilómetros de carretera, esto como parte de los proyectos de rehabilitación y mantenimiento que ejecuta el Gobierno Sandinista, a través del Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI), apoyados por el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

El proyecto que costó C$ 112,915,706.59 córdobas, contribuye al desarrollo socioeconómico de la región, trayendo progreso a más de 15 mil habitantes y a los sectores comerciales, agrícolas y ganaderos de la zona.

Yalmer Ribera, Alcalde de La Sabana, detalló que “Esto trae grandes avances, nos ha acortado el tiempo para trasladarnos desde municipio hacia la cabecera departamental”.

Este tramo de carretera que el segundo que se ejecuta en la zona, beneficia a habitantes de comunidades cercanas como El pegador, Apatule, Miramar, Los Tablones, San José de Cusmapa y San Pancho.

El Ministro del MTI, Pablo Fernando Martínez, enfatizó que “la instrucción del presidente es trasladar la prosperidad y el bienestar a los pueblos de Nicaragua, parte de eso es llevar la carretera a todos los municipios de Nicaragua”.

Agregó que “hemos seguido avanzando, son sueños hechos realidad, este municipio tenía 73 años sin carretera”, culminó.
Por su parte, Luis Constantino, Representante del Banco Mundial, externó que el acompañamiento seguirá gracias a las buenas gestiones y modelos del gobierno del Presidente Daniel Ortega Saavedra.

“Apoyamos varios proyectos como educación, agua y saneamiento, pero el de carreteras es el mayor programa que tenemos en Nicaragua. El programa de carreteras lo encuentro excepcional, va a tener un impacto económico muy grande porque habrán accesos a los servicios por parte de la población (..), se están construyendo rápidamente las carreteras y nos gusta el modelo comunitario que están usando, pienso que es un modelo para mostrar en el resto del mundo”.

Carretera contribuye a lograr una mayor producción agrícola y ganadera

El productor de granos básicos y papas, César Benítez, quien habita en la comunidad Miramar, manifestó que la carretera es un gran logro porque ahora podrán sacar a tiempo la producción.

“Ahora la carretera es una realidad, tuvimos tiempos difíciles, ahora estamos alegres porque como productor puedo sacar los productos, también puedo ir a traer insumos a las zonas”.

“Yo estoy comenzando con la producción de papas con el apoyo del INTA, un banco de semilla, usted sabe que es un producto perecedero y con esta carretera nueva se podrá sacar a tiempo. Nos viene a mejorar tanto la perspectiva económica que ahora hay un mejor desarrollo en el municipio, estas son obras de desarrollo que vienen a favorecer a todo mundo, productores y no productores”, afirmó Benítez.

Humberto López, productor de fresas y granos básicos, explicó que “Para nosotros es de un gran valor esta carretera, nos sentimos tan alegres en la Sabana por ver culminado este proyecto tan grandioso para nosotros los productores”.

“Yo siembro maíz, frijol, tengo unos palitos de café y a la vez siembro el rubro de fresas, este último era incómodo para acarrearlo, pero ahora con la carretera habrá más facilidad para sacar el producto”.

“Estuve en la feria que se hace en Managua y le agradezco al gobierno que es el que se preocupa por nosotros los campesinos”.

Adiós a las largas horas de camino para poder salir de la comunidad

Heyling Rebeca Blandón, habitante de la comunidad El Pegador, dijo que “me parece bien que nuestro gobierno se ha preocupado para que caminemos en carretera pavimentada, ahora tenemos acceso a una vía bien hecha, digna”.

El joven estudiante del Instituto Público Pedro Rafael Díaz Robles, Uriel Antonio Díaz, contó que para llegar a clases recorría seis kilómetros en dos horas, pero que ahora “solo es una hora caminando o veinte minutos en bicicleta, venimos más temprano a clases, el lodo ya no nos afecta porque es adoquinado”.

María Petrona Gutiérrez, madre de un mártir de la revolución, indicó la lucha de su hijo se ve ahora reflejada en el progreso que vive para la comunidad.

“Lo que no gozó mi hijo yo lo estoy gozando junto con sus hermanos por eso nos sentimos orgullosas porque solo nuestro presidente se esmera en los pobres. Antes era piedra, barro, en invierno no había transporte porque los puentes se caían, en la cuesta de San Lucas eso era grosero irse caminando, ni las ambulancias podían pasar, ahora los enfermos llegan rápido a la cabecera departamental”.