Nicaragua al igual que el resto de Centroamérica continúa bajo las condiciones neutrales del fenómeno de El Niño, el que se prevé entre el 65 y 70% de probabilidades que se establezca entre el mes de septiembre y octubre, según informó el doctor José Antonio Milán, asesor científico del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter).

El funcionario de Ineter explicó que las estaciones de monitoreo del Niño han registrado un proceso de enfriamiento del océano pacifico aunque no se observa acoplamiento entre el fenómeno atmosférico con el oceánico, por lo cual este no ha sido declarado a nivel internacional en su condición como tal.

“No obstante nosotros hemos observado que la parte del océano pacifico cercano a nuestras costas, que es la región 1-2 de monitoreo de El Niño, el mar sigue anómalamente caliente en el océano pacifico. Otro de los síntomas que hemos observado es que el mar Caribe continúa anómalamente frío, hemos observado la presencia en la latitud norte de centros de altas presiones y todos estos indicadores que les hemos mencionado son indicadores de una condición Niño”, afirmó Milán.

Milán aseguró que a pesar que a nivel internacional no ha sido declarado como Niño, por no cumplir con todos los patrones previstos, en Centroamérica y la región del Caribe si coinciden que se está bajo un evento que indica impactos muy similares a los que se persiguen en una condición de El Niño.

“Hemos mostrado que lo que dicen los pronósticos es que todavía existe la probabilidad más reducida que se establezca un Niño en condición débil. Antes se hablaba de un Niño de condición moderada, ahora se dice que de condición débil y que su periodo probable de establecimiento sería entre septiembre y octubre llegando a tener su máxima debilidad a finales de este año”, puntualizó.

Milán añadió que las condiciones de Niño se mantendrán para los próximos meses, aunque se podría presentar una leve mejora en el régimen de precipitaciones, pero no similar a las condiciones de invierno normal.