Autoridades ambientales de Mesoamérica y Nicaragua sostuvieron un conversatorio a través de una videoconferencia con el objetivo de establecer una agenda de trabajo que les permita aunar esfuerzos y enfrentar de manera conjunta los problemas de la variabilidad climática y la protección de las familias en las comunidades tanto en aspectos sociales y económicos.

Esta es la segunda ocasión que los delegados ambientales sostienen este tipo de encuentros, siendo el primero el pasado mes de agosto en el que establecieron acuerdos y ejes de trabajo para enfrentar los fenómenos naturales en cada uno de los países afectados.

“Desde el proyecto Mesoamericano dentro del marco de la sustentabilidad ambiental con todos los ministros de ambiente de la región estamos dando a conocer los acuerdos de las sesiones de trabajo que se sostuvieron en Nicaragua, en la que los que expertos mexicanos expusieron su experiencia para afrentar la sequía y la variabilidad climática dando a conocer los protocolos de actuación en la prevención de plagas en los bosques de pino y prevención de incendios” manifestó la compañera Juanita Argeñal, titular del Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales (MARENA).

“Además se abordó el tema de la salud, en el que gracias a nuestro gobierno contamos con un modelo de prevención y salud comunitaria, así mismo se abordó la protección de los recursos hídricos donde nuestro gobierno a través de su plan especial a establecido la elaboración del Plan Nacional Hidráulico” añadió.

Nicaragua por su parte, trabaja en la ejecución de un plan especifico en el que se desarrollarán acciones para combatir las afectaciones causadas por el cambio climático y la sequía.

“Nuestra propuesta es establecer una estrategia y plan de acción en el mediano y largo plazo que nos permita confrontar los problemas que ocasiona el cambio climático. Una vez ejecutado el plan vamos a fortalecer los planes de acción que ya nuestro gobierno ha estado implementando en la atención a las familias” concluyó.