Con el objetivo de garantizar la reproducción del ganado y su alimentación, el Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria (INTA) desarrolla una serie de mecanismos y tecnologías que garantizan el trabajo de pequeños ganaderos de la comunidad de Muhan en el departamento de Chontales, a través de la puesta en práctica de nuevas tecnologías, los ganaderos han logrado garantizar la salud de sus reces y procesar mejor el pasto para sus animales.

A través de la creación de las Fincas de Investigación e Innovación de Tecnología (FIIT) el Inta ha logrado capacitar y tecnificar a los ganaderos de la quinta región, logrando de esta manera obtener resultados positivos en la producción de leche, aumento del ganado y la producción de alimentos.

“Las Fiit tienen la finalidad de generar tecnologías para el país, las que vienen a dar respuesta ante las necesidades de alimentación del ganado, problemas sanitarios, problemas de manejo y problemáticas que se han presentado debido a la sequía. Las fincas son consideradas como fincas vitrinas ya que desde aquí se realizan prácticas agrícolas y ganaderas que son facilitadas a otras instituciones que trabajan en estas mismas directrices” Hernaldo Sandoval, especialista en ganadería del Inta.

“Con las metodologías empleadas se han reducido los índices de mortalidad de terneros, la producción de leche a aumentado en un 3.9 litros por vaca al día y hemos logrado capacitar a los ganaderos en técnicas de forraje y de esta manera garantizar el alimento del ganado” añadió.

Otras de las técnicas que el Inta ha compartido con los ganaderos es la tecnología del ordeño limpio y la realización de pruebas de mastitis, garantizando de esta manera la calidad en la leche, así mismo están implementando la utilización de los pastos de corte y el uso de forraje.

“La higiene es importante para que la leche de nuestras vacas sea de calidad, para ello debemos lavar la ubre, de igual forma la realización de la prueba de mastitis para saber las condiciones de la misma y así conocer el estado de la leche al momento del ordeño” manifestó Pablo Molina.

“Otro elemento importante para garantizar un buen ganado es la alimentación del mismo, haciendo uso del pasto de corte, el cual consiste en traer el alimento hasta donde están las reces logrando de esta manera que el ganado no tenga que recorrer largas distancias para poder alimentarse, así mismo estamos trabajando con el pasto de corte cubano, siendo este muy nutritivo para nuestros animales y que ha sido facilitado por Inta” añadió Molina.

El Inta desde hace dos años promueve el uso del Pasto de Corte Cubano (CT-Cuba- 115) el cual ha permitido aumentar la producción de leche, tomando en cuenta que el alimento contiene muchos nutrientes que facilitan la generación en más de un 50% de galones por día.

“La producción de leche ha aumentado en comparación con tiempos anteriores en los que hacíamos uso de pasto común para alimentar las reces, antes obteníamos un galón diario por cada vaca, ahora son dos galones los que me da cada animalito” afirmó.

Reina Montoya es otra de las pequeñas ganaderas de la comunidad, ella destaca que el acompañamiento que han recibido por parte del Inta es de vital importancia para ellos, ya que están combinando sus conocimientos natos con las nuevas tecnologías que les facilita la institución, logrando así un mejor desempeño en sus labores.

“Antes carecíamos de conocimiento y esto nos limitaba e impedía hacer un buen uso de nuestras fincas, ahora hemos aprendido técnicas importantes como la siembra de pasto y tecnificarlas completamente, obteniendo de esta manera excelentes resultados, los que son visibles mediante el aumento de la producción de leche” concluyó.