Su Eminencia Reverendísima, Cardenal Miguel Obando y Bravo, afirmó que desde el 23 de mayo se ha iniciado la fiesta de celebración del 20 Aniversario de la Universidad con una Santa Misa para agradecer a María Auxiliadora y a Dios por esos 20 años con la esperanza de haber hecho algo a favor de la juventud, que es la esperanza de la patria.

El Prelado aseguró que la universidad se fundó con el apoyo de Dios y agradece a las personas que han colaborado en su constitución, educando y formando jóvenes, hombres y mujeres de bien, pero también a aquellos que han jugado un papel importante en la administración de esta universidad.

“Aquí hay una Universidad que es católica, ayer mismo hemos comenzado la fiesta de María Auxiliadora con la Santa Misa a la cual asistieron muchos de nuestros alumnos, ojala que podamos formar personas que sean útiles para la patria y que sigan a Cristo que es el Camino, la Verdad y la Vida”, comentó Su Eminencia.

Una Universidad consagrada a María Auxiliadora

Michelle Rivas, Rectora de esta casa de estudios superiores, manifestó que al cumplirse los 20 años de la Universidad, también se ha venido cumpliendo la misión encomendado por el Cardenal de educar a la juventud, que es el futuro de Nicaragua, en un sentido de solidaridad y cristianismo, que tengan a Cristo como centro de sus vidas, muchachos jóvenes que vean en su prójimo, su hermano, a una persona no a un cliente, no a un paciente cualquiera, sino formarlos con ese sentido de solidaridad que deben tener todos los seres humanos.

Rivas explicó que todos los años, cada 24 de mayo celebran a María Auxiliadora, porque han consagrado, el Cardenal como Salesiano ha consagrado a la universidad como su Universidad María Auxiliadora.

“Hemos iniciado ayer con la Santa Misa oficiada por su Eminencia, toda la semana hemos tenido fogatas, serenta a la virgen, en celebración a María que es la Reyna nuestra”.

Indicó que durante la semana han desarrollado una serie de actividades deportivas y culturales, degustación de comidas y bebidas, juegos pirotécnicos, y la fiesta cerrará con una gala en el Teatro Nacional Rubén Darío y la puesta en escena de la obra musical “Que plantón”, que relata el rol del ser humano para la conservación del hogar que nos ha regalado el creador, de ese hogar que nos dio y que nosotros mismos estamos destruyendo.

Actualmente la universidad tiene una matrícula de 1,700 estudiantes, de los cuales 500 tienen una beca completa en reconocimiento de su excelencia académica, además de la falta de recursos para cursar una carrera universitaria.

Desde su fundación hasta la fecha, la Universidad Católica ha formado 5 mil estudiantes en pregrado, de los cuales 3 mil han sido mujeres y 2 mil varones, así como 2 mil personas en estudios de postgrados y maestrías en las carreras de medicina, odontología, marketing y publicidad, administración de empresas, banca y finanzas, ingeniería civil, ingeniería industrial, arquitectura y otras.