El experto nicaragüense anunció que este próximo lunes y martes, ambientalistas visitarán nuevamente la zona del Río San Juan para recabar más pruebas que certifiquen la necesidad de decretar alerta amarilla en el lugar.

Dijo que esta petición es para realizar acciones que eviten mayor daño al río, en vista del establecimiento del invierno en el lugar, pues las “variaciones climáticas apuntan a situaciones muy tristes para nuestro Río San Juan”. Lara señala que con el invierno más toneladas de sedimentos serán depositas al cuerpo de agua.

Lara también brindó su opinión sobre las conclusiones llegadas por el Colegio de Ingenieros y Arquitectos (CFIA) de Costa Rica, cuyo director ejecutivo Olman Vargas, criticó la falta de diseño y planos de la “obra”.

El arquitecto Vargas en nombre de sus agremiados costarricenses, manifestó que la ausencia de un diseño, planos y levantamiento topográfico, pudo desembocar en mayores costos, problemas ambientales y un rápido deterioro del proyecto carretero que Chinchilla ordenó construir en el contorno de nuestro Río San Juan.

“Esto nos reafirma y nos contra reafirma la razón a Nicaragua, la razón al grupo de expertos nicaragüenses, la razón que ha venido manifestando el Gobierno de Nicaragua a través de sus instituciones”, señaló Lara al reaccionar sobre las conclusiones del colegio de ingenieros de Costa Rica.

“La obra careció de un levantamiento topográfico que definiera la ruta con menos obstáculos. Además, no se diseñaron cunetas, alcantarillas ni pasos sobre ríos”, señaló Vargas al diario la Nación de Costa Rica.

Incluso el propio director ejecutivo del Consejo Nacional de Viabilidad de Costa Rica, José Luis Salas, ha reconocido “que no hubo diseño porque la trocha obedeció a una situación de emergencia. No hubo tiempo”.

Para Lara este reconocimiento de Costa Rica y de los funcionarios de la presidenta Chinchilla, demuestra la actitud irracional de la mandataria, la cual está siendo criticada fuertemente por legisladores, sociedad civil, ambientalista e ingenieros de su país, sobre la decisión de construir una carretera sin las normas elementales de topografía.

“Nosotros hemos dicho que eso era un proyecto totalmente sin ningún sostenimiento técnico, ni científico de infraestructura vial, eso no tenía ningún diseño, ninguna planificación y por ende sin ningún estudio de impacto ambiental y lo que dice el arquitecto (Olman Vargas) se reafirma nuestra posición”, expresa el ambientalista.

Para Lara cada día que transcurra, más organizaciones costarricenses se irán sumando a las críticas contra Chinchilla, la cual tendrá que reconocer tarde o temprano su error que se origina por la soberbia.

Nicaragua debe pedir indemnización


El ambientalista opina que la Corte Centroamericana de Justicia, no tendrá más que dar la razón al FONARE y la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Sostenible (FUNDENIC), organismos que demandaron al Estado de Costa Rica por provocar daños a la Reserva de Biosfera de nuestro Río San Juan.

Lara considera que la CCJ no solamente debe resolver contra Costa Rica, sino también ordenar que a Nicaragua se le indemnice por los daños ecológicos y por los costos que viene asumiendo con el dragado que viene desarrollando desde hace dos años, cuyo trabajo prácticamente se ha perdido por las grandes cantidades de sedimento que viene arrojando la carretera.

“Evidentemente esto (reconocimiento del CFIA) va a ayudar a que la sentencia de la Corte Centroamericana de Justicia también se acelere porque está ahora reconociendo que se violaron todas las leyes internas ambientales de Costa Rica y por supuesto está violando la convivencia binacional (Nicaragua-Costa Rica) y está violando los convenios que la misma Chinchilla y el ex presidente (Oscar) Arias firmaron en materia ambiental”.

No hay comparación

Lara también salió al paso de las declaraciones del vicecanciller de Costa Rica, quien manifestó que Nicaragua está dañando el ecosistema de nuestro Río San Juan con la construcción del puente Santa Fe y que no es cierto que el proyecto tico este tirando miles de toneladas de sedimento al cuerpo de agua.

Dijo que la carretera tica y el puente Santa Fe no tiene ningún punto de comparación, pues al contrario de lo hecho por Costa Rica, Nicaragua ha realizado todos los estudios de impacto ambiental, los diseños, planos y levantamiento topográficos para la realización de la obra.

“Se ha hecho con todo y plano de reforestación, con todo y plano de gestión ambiental, con estudios de impacto ambiental y es un proyecto que para su aprobación pasaron 8 años y en el cual tengo el orgullo de decir que yo participe como experto ambientalista en el equipo de estudio ambiental, es una construcción que se está haciendo con tecnología japonesa, donde ni siquiera el cemento tuvo contacto con el agua por la tecnología propia que tienen los japoneses”, afirmó Lara al detallar todos los estudios científicos, técnicos y ambientales que se hicieron para construir el puente Santa Fe.