El Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega Saavedra, destacó que Nicaragua se ha convertido en los últimos años en un país que atrae mucha inversión debido a sus altos niveles de seguridad y estabilidad.

“La inversión trae trabajo en primer lugar, trae desarrollo”, indicó Daniel, subrayando que este dinamismo económico conlleva también diferente programas sociales que debe efectuar el gobierno central.

Durante la celebración del 35 aniversario del Ejército de Nicaragua, el comandante dijo que actualmente están en desarrollo una gran cantidad de proyectos, entre los cuales está la Hidroeléctrica Tumarín y la planta Boboqué.

Este proyecto se desarrollará en el Atlántico del país y movilizará la economía de la zona generando muchos empleos.

En este punto, Daniel se refirió a las negociaciones sobre la tierra.

“Hay que negociar lo de las tierras, y le hemos dicho a los inversionistas (que) hay que pagar el precio justo por la tierra y también al dueño de la tierra que cobre el precio justo por la tierra”, indicó.

Daniel dijo que se ha logrado avanzar mucho en proyectos geotérmicos, hidroeléctricos, eólicos, y por supuesto, en las carreteras.

Señaló que el puente recién construido sobre el Río San Juan será bautizado “Puente Amistad Japón”, ya que fue el gobierno y pueblo japonés quien lo hizo posible.

El bautismo de la obra se realizará el próximo año en celebración de las relaciones diplomáticas de Japón con Nicaragua y con Costa Rica, informó.

El comandante Daniel dijo que se trabajará un proyecto turístico para que este pueda ser aprovechado por los lancheros que hasta hace poco prestaban servicios de transporte de un lado al otro del Río San Juan.

Recordó que antes de hacer ese puente se construyó la histórica carretera de Acoyapa a San Carlos, o bien los tramos carreteros a Santo Domingo o a la Libertad.

Igualmente destacó la carretera que se construirá de Nueva Guinea a Bluefields.

El comandante destacó de la misma manera el proyecto del Gran Canal por Nicaragua el cual ya viene caminando.

Daniel aseguró que para la realización de este megaproyecto, es necesario el apoyo del Ejército y la Policía, ya que además de dar seguridad a la gente que labora allí también son un garante de que todas las negociaciones sobre las tierras se realizan sin problemas.