El Presidente de la República, y Jefe Supremo del Ejército de Nicaragua, Comandante Daniel Ortega Saavedra, conmemoró el 35 aniversario de fundación del Ejército de Nicaragua recordando que la institución militar encargada del resguardo de la soberanía ya garante de la seguridad del país, se forjó al calor de la lucha, del combate libertario.

Durante el acto conmemorativo, Daniel estuvo acompañado por la Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Compañera Rosario Murillo; de Su Eminencia Reverendísima Cardenal Miguel Obando y Bravo; del Jefe del Ejército, General Julio César Avilés; y de miembros de la Comandancia y del Consejo Militar.

Durante la actividad, se ascendieron a 162 compañeros militares, entre estos 3 con el grado de Generales de Brigadas, 10 coroneles, 21 tenientes coroneles, 25 mayores, 36 capitanes, 50 tenientes primero y 12 tenientes.

El Presidente Daniel recordó que hace 35 años, cuando Nuestramérica estaba desgarrada por los conflictos, en Nicaragua se dio la victoria de la Revolución, el 19 de Julio de 1979, victoria de la lucha guerrillera del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) de donde proceden todos los mandos del Ejército de Nicaragua en los últimas décadas.

“Este es un ejército que se forjó al calor de la lucha, del combate libertario, enarbolando los idearios, la conducta, la rebeldía, la dignidad del cacique Diriangén, del General José Dolores Estrada, del Sargento Andrés Castro, lanzando la pedrada en San Jacinto para derribar al yanqui invasor; del general Zeledón, dando la batalla contra la intervención yanqui, allá en el Coyotepe y la Barranca; de nuestro General Sandino, General de Hombres y Mujeres Libres, resistiendo la intervención yanqui y logrando la retirada de las tropas yanquis. Ahí se vino forjando con toda esa historia, con todo esos valores, con toda esa esencia, que es lo que empujada el alma de los combatientes del Frente Sandinista de Liberación Nacional, inspirados en todos esos valores, inspirados en todas esas luchas, convencidos del grito de nuestro General Sandino: Yo quiero Patria Libre o Morir; o cuando dijo Sandino: preferible morir de pie que vivir de esclavo; o cuando dijo Sandino: nosotros vamos hacia el sol de la libertad o hacia la muerte y si morimos otros nos seguirán”, expresó Daniel.

“Esa es la esencia, esa es el alma, esa es la fuerza que ha convertido este ejército, en un ejército que supo resistir junto con el pueblo la agresión que luego nos impuso el imperio”, aseguró.

Reagan no logró destruir el Ejército Popular Sandinista

En un breve, pero importante repaso por la historia militar de Nicaragua, el Comandante Daniel recordó que tras el triunfo de la Revolución Sandinista en 1979, el presidente norteamericano Ronald Reagan, intentó sin éxito desarticular al Ejército Popular Sandinista.

Daniel rememoró que en una gira por Estados Unidos, se reunió con el presidente estadounidense Jimmy Carter, a quien describió como una persona noble y de buenas intenciones, pero atrapado por el sistema.

Comentó que en esa reunión el recién creado Gobierno Sandinista intentó iniciar un proceso de entendimiento, con el desarrollo de relaciones respetuosas con Estado Unidos.

En ese sentido, recordó que se le solicitó al presidente Carter el apoyo y cooperación para el Ejército de Nicaragua en armamento, sabiendo que era fundamental para la seguridad del país. “Le dije: todos los armamentos que ustedes le entregaban a Somoza, ahora necesitamos que se los entreguen al pueblo de nicaragüense”, explicó.

No obstante, la respuesta a la solicitud fue negativa, debido a la imposición de las fuerzas ultraconservadoras y fascistas encabezadas por Ronald Reagan, quien luego llegaría a la presidencia de Estados Unidos por dos periodos consecutivos en los que intentó destruir al Ejército, al Gobierno Sandinista y al pueblo nicaragüense.

Daniel manifestó que durante la nueva guerra, impuesta por el Presidente Ronald Reagan, el Ejército de Nicaragua continuó forjándose “fundiéndose, como se funde del acero, enfrentando a la mayor potencia imperial conocida en la historia del planeta, los Estados Unidos de Norteamérica”.

En medio de un nuevo escenario de guerra impuesta por el imperio yanqui, Daniel valoró que la fortaleza de los miembros del ejército para resistir los ataques estuvo el factor determinante de la resistencia del pueblo hecho milicia, hecho batallones, reservas y la colaboración de la juventud entregada de lleno a esas batallas.

“En un estado de guerra que se nos impuso en nuestro país esas eran condiciones realmente duras, difíciles, y esa resistencia fue lo que permitió que se crearan las condiciones para el diálogo y la negociación que nos las quería el Presidente Reagan”, explicó Daniel.

“Era doloroso, pero no nos dejaban otra alternativa más que la de rendirnos y que nos destruyeran que nos exterminaran con los brazos en alto, y la palabra rendición no existía en nuestro lenguaje”, aseguró.

El Presidente Daniel también recordó que en esos tiempos de guerra impuesta surgió una voz que promovía la Paz y destacó la participación del Cardenal Miguel Obando y Bravo, quien participó de manera activa en reuniones y viviendo momentos difíciles, pero “deseoso de encontrar la Paz”.

Daniel enfatizó que pese a la guerra de agresión y con el deseo de destruir Nicaragua, el Presidente Reagan no logró sus objetivos.

“Y gracias a Dios alcanzamos la paz y gracias a Dios tenemos hoy un ejército, si bien es cierto reducido en número, es un ejército altamente cualificado. Y tenemos que seguir fortaleciendo al ejército porque ya sabemos que hoy ya no es la amenaza de una guerra de los Estados Unidos la que tenemos en frente, esa amenaza quedo enterrada y fue una gran lección para Estados Unidos”, afirmó el Presidente Daniel.

Narcotráfico y crimen organizado son el mayor enemigo

El mandatario nicaragüense aseguró que los tiempos han cambiado en Nuestramérica, ahora “el espíritu de unidad es mucho más fuerte, se ha convertido de palabras en acciones, de ha convertido de deseo en instrumentos como la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC); son otros tiempos, pero enfrentamos nuevos enemigos: el narcotráfico y el crimen organizado”.

“Yo diría que ese es el mayor enemigo que enfrentamos en Nicaragua y es el gran enemigo que enfrentan los Estados Unidos de Norteamérica y hemos logrado establecer con los EE.UU. una política de complementar esfuerzos para enfrentar el narcotráfico y el crimen organizado. Hemos avanzando mucho en ese campo de las relaciones con los EE.UU. y en los últimos tiempos se ha incorporado la Federación de Rusia en esta batalla”, agregó.

Daniel manifestó que Nicaragua y toda la región centroamericana han cerrado filas contra el narcotráfico porque son los países que más se ven afectados por ese flagelo.

Sin embargo destacó el éxito de Nicaragua que ha dado golpes contundentes al crimen organizado y al narcotráfico, evitando que se asiente en el país para destruir a la sociedad y a las familias.

El Comandante aseguró que parte del éxito del país en la lucha contra el narcotráfico reside en tener un ejército y una policía que salieron del pueblo en medio de heroicas batallas y que a lo largo de los años continúan trabajando con el pueblo.

“La familia está vinculada al Ejército y a la Policía”, afirmó, destacando que el Ejército aprendió a luchar y a defenderse con las uñas y tienen una formación revolucionaria, que conjugada con mejores instrumentos se potencializan sus capacidades para enfrentar al enemigo que representan el narcotráfico y el crimen organizado.

Daniel advirtió que no es nuevo que ambos flagelos busquen como establecerse en este país, instalando bases en zonas rurales montañosas y armando a quienes participan en hechos delictivos.

El mandatario indicó que aún no puede olvidarse como los narcotraficantes asesinaron hace algún tiempo a miembros de la Policía en Bluefields, así como el ataque que perpetraron contra miembros del Ejército de Nicaragua y de la Policía Nacional en Walpasiksa, en el Atlántico Norte.

Recordó como los criminales utilizaron armas de guerra y tendieron una emboscada a los miembros de ambas instituciones.

Asimismo, mencionó que existen otro tipo de criminales que quieren presentarse como patriotas, pero lo que andan haciendo es asesinando como parte de la red de narcotraficantes que intentan establecer bases en el país.

“No lo han logrado gracias al Ejército, gracias a la policía que han sabido desplegarse, donde han intentando establecer una base y desmantelar esa base como sucedió en Walpasiksa, y como ha sucedido en otras comunidades en las zonas de montañas en Jinotega y Matagalpa”, afirmó Daniel.

Ejército garantiza seguridad para el desarrollo económico y productivo del país

El Presidente Daniel también destacó el trabajo del Ejército de Nicaragua, el cual es indispensable para el desarrollo económico y productivo del país.

Señaló que el ejército lucha permanentemente contra la delincuencia en el campo, garantizando protección a los productores, así como en el resguardo de la soberanía nacional.

“Tenemos el reto de estar patrullando para garantizar la pesca de los nicaragüenses en las aguas que pertenecen a Nicaragua; tenemos la responsabilidad de estar protegiendo los bosques en medio de las contradicciones que se han generado entre los campesinos que emigran de la zona central de Nicaragua a la zona del Caribe, invadiendo la zona de los bosques y la resistencia de los pueblos originarios”, indicó.

Comentó que el Ejército desarrolla un trabajo diario con el Batallón Ecológico, coordinando con las comunidades indígenas, mediando con los pobladores que llegan, campesinos que quien trabajar en la zona del bosque, derribar el bosque y sembrar o desarrollar la ganadería. “Es una lucha que tiene que ver fundamentalmente con la realidad económica que desde el punto de vista estructural tiene Nicaragua”, explicó.

No obstante, el Presidente Daniel aseveró que a pesar de todo “somos un país que avanza mucho en medio de las dificultades”.

Bloqueo contra Cuba hiere dignidad de los pueblos del mundo

El Presidente Daniel refirió que en Latinoamérica todavía existen temas pendientes que se abordan en la Junta Interamericana de Defensa, como son el caso de las Islas Malvinas; la independencia de Puerto Rico; el bloqueo contra Cuba y el cierre de la base de Guantánamo en Cuba.

“Esos son problemas que hieren la dignidad e los pueblos, más en el caso de Cuba hieren la dignidad del planeta, porque el planeta entero se pronuncia todos los años para que cese el bloqueo contra Cuba, se quedan nomas votando a favor del bloqueo Estados Unidos, Israel, islas Marshall, y otra isla que de repente aparece ahí a favor del bloqueo contra Cuba”, manifestó.

Por el contrario, afirmó que” toda América Latina, Europa, Asia, todos se pronuncian año con año en contra del bloqueo contra Cuba, (pero) se impone la tiranía, la falta del respeto al derecho internacional de parte de Estados Unidos”.

Además expresó que en Estados Unidos, hay empresarios, hombres honestos, patriotas que se oponen al bloqueo y están a favor que desaparezca ese bloqueo.

“Solo falta que el presidente Obama se decida a dar ese paso trascendental de ya terminar con el bloqueo a Cuba. Creo que si el presidente Obama da ese paso trascendental diríamos bien vale la pena que asumiera la presidencia de los Estados Unidos un hombre de raíces africanas”, valoró.

Saluda a delegaciones de ejércitos amigos que participarán en desfile militar

Finalmente el Comandante Daniel saludó de manera especial a todas las delegaciones que este miércoles participarán en el desfile patriótico militar que se realiza en honor al 35 aniversario de fundación del Ejército de Nicaragua.

Detalló que participarán miembros de los ejércitos y fuerzas armadas de Venezuela, Federación de Rusia, Cuba, Guatemala, Chile, El Salvador, Ecuador, Honduras, México y República Dominicana.