Durante el acto de conmemoración del 35 Aniversario de constitución del Ejército de Nicaragua, el General de Ejército Julio César Avilés Castillo, destacó los orígenes de las fuerzas armadas nicaragüenses y reiteró su misión como protectores de la población.

El jefe del cuerpo castrense recordó una vez más que el Ejército de Nicaragua está integrado por hombres y mujeres nicaragüenses que representan los intereses de la misma población y que en sus orígenes emprendieron largos años de sacrificada y heroica lucha para alcanzar primeramente la victoria contra la dictadura somocista el 19 de julio de 1979 y defender al mismo pueblo en los años posteriores por la guerra impuesta a la nación.

“Con el llamado de la Junta de Gobierno en la Nicaragua liberada, nacía del pueblo en armas el nuevo ejército, nacía el Ejército Popular Sandinista, hoy Ejército de Nicaragua. Miles lo integramos, la inmensa mayoría éramos guerrilleros y combatientes del pueblo por la liberación integrados en el Frente Sandinista de Liberación Nacional. […] Hoy tenemos y seguiremos teniendo un ejército del pueblo, un ejército para el pueblo para defenderle y protegerle. Un ejército que vele por todos, niños, jóvenes, mujeres, adultos, ancianos, sin distingo de ninguna especie o clase”, expresó el General Avilés.

Según Avilés, Nicaragua hoy cuenta y seguirá contando con un ejército que velará por los grandes intereses de la patria, nutrido en sus filas de amplios sectores del campo y la ciudad, un ejército heredero y digno continuador de la gesta inmortal del General Augusto C. Sandino y su victorioso Ejército Defensor de la Soberanía Nacional.

Ejército desarrolla misiones para proteger a los nicaragüenses

El General Avilés Castillo informó, que en cumplimiento con lo establecido en la Constitución Política, como fuerza armada para la defensa de la soberanía, independencia y la integridad del territorio ha efectuado más de 10 millones de actividades operativas, 85 mil horas de vuelo y más de un millones de millas navegadas, ratificando su entrega y dedicación para brindar seguridad a los nicaragüenses.

“Para garantizar una Nicaragua segura permanentemente trabajamos con firmeza junto a otras instituciones que formamos el Sistema Nacional de Seguridad establecido por Ley. Queremos destacar que a partir de la creación del Sistema Nacional de Seguridad hoy tenemos excelentes niveles de coordinación y por ende mayores y mejores resultados”, declaró.

Asimismo, señaló que desde el año 2000 a la fecha, producto de esa coordinación con otras instituciones y de la entrega de sus efectivos militares, se han incautado 171 mil kilos de drogas, entre ellos 155 mil kilos de cocaína, evidenciando de esa manera la firme voluntad de Nicaragua de luchar contra este flagelo.

“Esta estrategia de estado la llamamos muro de contención. El muro de contención involucra la mayor concentración de fuerzas y medios en el primer anillo estratégico de la seguridad nacional ubicado en nuestras fronteras terrestres, mares y litorales y tiene como objetivo contener, capturar y desviar la mayor cantidad de droga posible para que no circule al interior del país y con ello evitar el impacto destructivo en la sociedad nicaragüense”, enfatizó Avilés.

Avilés reconoció el rol de los servicios de inteligencia que en conjunto con la Policía Nacional, Ministerio Público, Sistema Judicial, Gobernación, Migración y Extranjería, Procuraduría, Unidad de Análisis Financiero y Aduana para hacer de Nicaragua el país más seguro de la región, al igual que el destacamento de protección y seguridad aeroportuaria y portuaria, siendo está última donde se ha garantizado la seguridad en el arribo de más de 500 cruceros con un número superior a los 700 mil turistas y cuatro mil buques mercantes en el país.

“También es loable la contribución que hacen nuestras unidades territoriales a la seguridad rural con el Plan de Seguridad en el campo en estrecha coordinación con nuestros hermanos de la Policía Nacional lo que permite trabajar y producir con tranquilidad a nuestros campesinos, ganaderos y caficultores”, agregó.

“Nicaragua ama la paz y está en paz. Nicaragua quiere seguridad y tiene seguridad. Paz y seguridad para vivir en armonía y tranquilidad para trabajar y producir. Paz y seguridad que nos pertenece a todos porque nos beneficia por igual, paz y seguridad que orgullosamente tenemos y que es reconocida a nivel internacional. Proteger a nuestra población será siempre una tarea de primer orden”, dijo.

Efectivos orientados a asistir a la población

El General Avilés afirmó que además de cumplir con la misión de brindar seguridad y protección a los y las nicaragüenses, los efectivos militares a través de la Defensa Civil y la Unidad Humanitaria de Rescate, están orientados a brindar asistencia a las familias en momentos de emergencia y los embates de la naturaleza.

“Desde nuestros primeros años con la Defensa Civil y posteriormente como parte del Sistema Nacional de Prevención y Mitigación de Desastres (SINAPRED), hemos capacitado más de 3 millones de personas en coordinación con instancias del nivel central, departamental, municipal, comunal y organismos. Gran parte de estas capacitaciones las hemos realizado en cinco mil simulacros a lo largo de todos estos años. Hay que recordar que la preparación y prevención es tarea permanente, los fenómenos naturales son más recurrentes hoy en día en el mundo entero”, explicó.

Avilés indicó que hoy en día existe un esfuerzo integral del Gobierno, del cual el Ejército forma parte y se cuenta con un Plan ante Desastres que contempla todas las acciones a realizar ante diferentes eventualidades, se tiene un mejor sistema de comunicación desde Managua con todas las comunidades que pueden ser afectadas y se ha venido avanzando en la instalación del Sistema de Alerta Temprana colocando sirenas en las costas del litoral pacífico y se pretende avanzar en otras direcciones.

“Durante nuestra vida institucional la ocurrencia de fenómenos naturales nos ha exigido al máximo a los diferentes componentes de tierra, mar y aire dejando nuestros soldados, pilotos y marineros ejemplos claros de valentía y solidaridad. Surgir del pueblo, comprender las limitaciones y necesidades sensibilizan nuestros actos por eso haremos todo cuanto podamos para beneficiarlos. A la par de nuestras misiones también disponemos de nuestras fuerzas y medios para realizar tareas de apoyo a la población”, apuntó.

Por otro lado, subrayó la labor de los efectivos militares a la par del Ministerio de Salud (Minsa) en tres mil jornadas intensas de lucha contra el dengue, logrando abatizar más de 3 millones de viviendas, vacunar a 150 mil personas y que el personal médico y de enfermería ha brindado consultas a millones de ciudadanos en el campo y la ciudad.

En lo referente a caminos, el Cuerpo de Ingenieros en coordinación con el Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI), las alcaldías municipales y productores, se han reparado tres mil kilómetros de caminos rurales beneficiando a miles de campesino en el traslado de sus cosechas.

“También asumimos con responsabilidad y firmeza la protección de los recursos naturales. Como hemos dicho para nosotros es un tema de seguridad nacional, somos un país bendecido por la naturaleza lo que significa importantes recursos para el desarrollo nacional. […] realizamos importantes esfuerzos para preservarlos y contribuir a su aprovechamiento sostenible conjuntamente con Marena, Inafor, Procuraduría, Fiscalía, Policía Nacional, municipalidades y diferentes organismos”, comentó.

Todo por la Patria

El General Avilés afirmó que en conmemoración del 35 Aniversario y como un homenaje a los nicaragüenses que sin esperar nada a cambio se integraron a la defensa del país como oficiales, milicianos, reservistas, soldados, pilotos y marineros, el cuerpo castrense publicó dos libros titulados Todo por la Patria.

“El titulo Todo por la Patria expresa el sentir de los que integramos este Ejército con lealtad acerada en mil batallas. Los testimonios que aquí recopilamos son apenas una muestra de las miles de entrevistas que hicimos en estos últimos años. Con palabras sencillas brotan los motivos de miles que integraron los componentes militares para defender la libertad conquistada el 19 de julio de 1979 y que pretendía ser arrebatada por la brutal guerra que nos fue impuesta”, añadió el jefe militar.

Disposición de diálogo puso fin a la guerra

El jefe de las fuerzas armadas nicaragüenses destacó la disposición de diálogo de los nicaragüenses para alcanzar la paz en los años 80 tras la guerra de agresión impuesta a Nicaragua y ratificó la misión de los miembros del Ejército en búsqueda de defender y contribuir a la paz.

“Enfrentábamos la agresión y con el concurso de países amigos, pero sobre todo con la voluntad de diálogo de los nicaragüenses alcanzamos la paz; diálogo que significó el fin de la guerra entre hermanos y se concretizó con los acuerdos de Sapoá y de Managua, diálogo que enterró para siempre la guerra y abrió la ruta de la paz”, dijo Avilés.