El Barcelona se felicitó el martes por haber hecho bien el trabajo en el mercado de verano, mientras que el Real Madrid tuvo que afrontar las aparentes críticas de Cristiano Ronaldo al presidente Florentino Pérez por los cambios en la plantilla.

Los dos clubes más ricos del mundo por ingresos volvieron a sacar el talonario, destacando los 81,25 millones de euros pagados por el Barça por el delantero uruguayo Luis Suárez y los alrededor de 20 millones por el delantero croata Ivan Rakitic.

El Madrid se ha llevado al centrocampista colombiano James Rodríguez por unos 80 millones de euros y al centrocampista alemán Toni Kroos por otros 30 millones, seducido por la excelente actuación de ambos en el reciente Mundial de Brasil.

Sin embargo, la impresión general es que el equipo catalán ha mejorado su plantilla en una temporada en la que tratarán de recuperarse del fracaso del año pasado, en el que no conquistaron grandes títulos, mientras que el campeón de Europa se verá significativamente debilitado por la marcha de los centrocampistas Xabi Alonso y Ángel Di María, traspasados casi a última hora al Bayern de Múnich y al Manchester United, respectivamente.

La sensación de desacierto aumentó el lunes cuando uno de los principales jugadores del equipo, Cristiano Ronaldo, máximo goleador y actual Balón de Oro de la FIFA, pareció criticar la política de fichajes del presidente del club.

El magnate de la construcción ha gastado cientos de millones de euros de dinero del club en futbolistas "galácticos", una estrategia dirigida también a la venta de camisetas y a reforzar la imagen global del club.

Las alarmas han sonado en el equipo después de perder el domingo ante la Real Sociedad por 4-2 un encuentro que ganaba por 2-0 y en el que el delantero portugués no pudo jugar por lesión.

"Yo tengo mi opinión muy clara, pero no puedo decir siempre lo que pienso", dijo en declaraciones a periodistas al ser preguntado por los fichajes.

"Si no, mañana sería la portada del periódico y no quiero. Pero si yo mandara, igual no lo habría hecho así".

"Pero si el presidente piensa que lo mejor para el equipo es fichar los jugadores que fichó y dejar salir a otros, hay que respetar y apoyar sus decisiones".

Los comentarios de Ronaldo, junto con las quejas del entrenador Carlo Ancelotti, incomodarán a Pérez y contrastan con el tono animado de la rueda de prensa ofrecida por el director deportivo del Barça, Andoni Zubizarreta, el martes.

Los diarios deportivos Marca y As criticaron las palabras de Ronaldo en sus portadas, mientras que los futbolistas del Real Madrid en la selección fueron preguntados por la situación cuando se reunieron con sus compañeros internacionales.

"Cada uno tendrá su opinión y es respetable, no voy a entrar en valoración ninguna sobre Cristiano ni ningún jugador. Pertenecemos al club y debemos regirnos a unas leyes del club. Mi opinión me la quedo para mí, no es el momento de sacar conclusiones", dijo Sergio Ramos, uno de los capitanes del Real Madrid, a periodistas.

Prohibición de fichar
El Barça se vio forzado a entrar en el mercado tras obtener una exención temporal a la sanción que le prohibía fichar por incumplir las normas del mercado de jugadores menores de 18 años mientras se resolvía una apelación ante la FIFA.

Perdieron la apelación y podría no poder comprar en las próximas dos ventanas de fichajes, pero ha sumado a Suárez y Rakitic, además de a los centrales Thomas Vermaelen y Jeremy Mathieu, a los porteros Claudio Bravo y Marc-Andre Ter Stegen y al defensa Douglas.

El Barça ha iniciado la campaña en Liga muy confiado y es el único equipo que ha ganado sus dos primeros partidos en su intento de mejorar el segundo puesto de la temporada pasada.

Zubizarreta dijo que estaba encantado con el equipo y predijo que el Barcelona sería un equipo fuerte bajo la batuta del nuevo técnico, Luis Enrique, que ha sustituido en el cargo a Gerardo 'Tata' Martino.

"Tenemos de nuevo un equipo muy competitivo", dijo el exportero del Barça y de la selección española. "Estoy encantado y veremos hasta dónde llegamos".

La temporada arranca también con los refuerzos del Atlético de Madrid, actual campeón, que realizó algunas compras astutas como las del delantero croata Mario Mandzukic, el francés Antoine Griezmann y el italiano Alessio Cerci.