La Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Compañera Rosario Murillo, aseguró que el Gobierno Sandinista brindará su apoyo solidario a las familias de los 7 mineros artesanales que quedaron soterrados en el trágico derrumbe ocurrido el jueves pasado en la mina El Comal, municipio de Bonanza.

“Vamos a apoyar a estas familias que han perdido a sus seres queridos, vamos a seguirles apoyando (...). Tenemos ya identificados sus hogares, dónde están, y a través de nuestros compañeros en la región, el Comandante (Daniel Ortega) nos ha orientado garantizar un respaldo solidario que les permita plantearse la vida con apoyo y con cariño, como corresponde a esta Nicaragua de familia, a esta Nicaragua de cristianismo, de socialismo, de solidaridad”, manifestó Rosario a través de los Medios del Poder de las Familias y Comunidades.

Estos 7 mineros son parte de un total de 29 que habían quedado atrapados por el derrumbe. Dos lograron salir por cuenta propia el mismo día del hecho, mientras que 20 fueron rescatados por los socorristas luego de permanecer más de 30 horas atrapados. La búsqueda de los restantes miembros del grupo se realizó en condiciones sumamente extremas para los rescatistas, de allí que tras un gran derrumbe ocurrido este lunes por la tarde, los expertos y los mineros artesanales que apoyaban en la búsqueda, tomaron la difícil decisión de no continuar las actividades de rescate ante los riesgos que esto implicaba para sus vidas.

“Los mineros dijeron: no se puede ya. Los mineros plantearon que a cada ingreso (a la mina había) un derrumbe. Era imposible ya lograr el cometido de entregar a sus familias a esos hermanos”, aseguró Rosario.

La compañera dijo que el gobierno es respetuoso de la decisión de los especialistas, los mineros y los geólogos.

De la misma manera destacó la labor desplegada por las autoridades locales, el comandante Lumberto Campbell, y todos lo que estuvieron pendientes de las labores de rescate.

“En fin, hemos estado todos, empezando por el comandante Daniel, pendientes minuto a minuto y en oración y solidaridad haciendo todo lo humanamente posible”, expresó.

La Coordinadora del Consejo de Comunicación aseguró que muchas personas han pedido que se repitan los testimonios de lo ocurrido este lunes, de allí que orientó a los Medios del Poder de las Familias y Comunidades volver a transmitir el dolor que conmueve al pueblo nicaragüense.

“Esa es la fe del pueblo nicaragüense: el dolor que conmueve y la fe que impresiona y que amor fortalece, porque uno sabe que es lindo, es lindo vivir en un país donde somos primero hermanos, primero prójimo y familia, unidos en fe, unidos en esperanza, unidos en espíritu de comunidad, unidos en solidaridad”, afirmó.