Con una gala cultural histórica en el Teatro Nacional Rubén Darío, el Ejército de Nicaragua celebró el 35 aniversario de constitución.

La gala llevó el nombre de “Patria y Libertad” donde se presentaron artistas como Camerata Bach, Compañía Profesional de Teatro, Bailarinas, y bailarines invitados, Coro de Cámara de Nicaragua, Coro y actores del Centro Superior de Estudios Militares “General de División José Dolores Estrada Vado”.

La muestra cultural deleitó a los presentes, hizo recordar, cantar y celebrar 35 años de compromiso y dedicación al pueblo de Nicaragua.

Las escenas estaban conformadas por la cronología de la historia heroica de Nicaragua como movimientos guerrilleros nacidos para luchar contra la dictadura somocista de 1934 a 1960; fundación del FSLN hasta el triunfo de la Revolución Popular Sandinista y lo que es hoy el Ejército de Nicaragua.

El General del Ejército de Nicaragua, Julio César Avilés, recordó que son el pueblo mismo uniformado trabajando en su propio beneficio.

“Nuestra institución, Fuerza Aérea, nava, las Fuerzas Terrestres, y a través de todo este recurso humano es por lo que el pueblo ha confiado en nosotros. Cumplimos lo que tenemos mandatado por la constitución política, las leyes de nuestro país que son la defensa de la soberanía, la integridad del territorio”.

“Trabajamos por llenar todas las capacidades necesarias para atender al a población cuando se dan eventos de la naturaleza que
afectan y ponen en riesgo la vida de nuestro pueblo; igualmente, todo lo que hacemos en la lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado para tener a Nicaragua segura y en paz como la tenemos, reconocida a nivel nacional”.

El excelentísimo Embajador de Palestina en Nicaragua, Mohamed Saadat, dijo que “Vi muchas cosas que tiene que ver con la historia de Nicaragua, las batallas y el papel del ejército reflejó la parte humana, parte dirigida al pueblo de Nicaragua. Un ejército que nació del pueblo y mantiene la relación con el pueblo”.

Fortunatus Nwachukwu, Nuncio Apostólico, expresó su asombro ante tan bella obra teatral-musical.

“Cuanta creatividad se encuentra en medio de esta población, en su historia. A un para una persona que no conoce el país fue como volver a vivir la historia de los nicaragüenses, sus logros, procesos y generaciones”.

El embajador de Cuba en Nicaragua, Eduardo Martínez felicitó al Ejército de Nicaragua por tan bella puesta en escena y a los actores y actrices que participaron.

“Muy bella, muy impactante, creo que está bien lograda, no solo por el impacto que tiene estos precedentes históricos y políticos, sino por la coherencia artística que tuvo, sus bailes, música. Felicito al ejército, al teatro, a todos los artistas que participaron en esta obra”, enfatizó.