Su Eminencia Reverendísima Cardenal Miguel Obando expresó su solidaridad para con las familias que están viviendo momentos de angustia, por la situación de los compañeros mineros que aún permanecen en el interior de la mina El Comal en Bonanza, Región Autónoma del Atlántico Norte (RAAN).

El Cardenal elevó sus oraciones para que todos estos compañeros puedan salir con vida, destacando que todos en unidad, están realizando grandes esfuerzos para que la tranquilidad llegue a cada familia.

Aplaudió las labores de rescate que han venido realizando las autoridades del Gobierno Sandinista, que a través de equipos especializados y contando con la solidaridad mostrada por los mismos mineros artesanales, han permitido el rescate de 22 personas.

“Mucha gente está orando, hay que pedirle al Señor que nos ayude en estos momentos para llevar paz y tranquilidad a las familias, sobre todo a las familias que tienen parientes en las minas”, añadió el Cardenal Miguel.

Subrayó que en todo este trabajo de rescate, han sido dignas de encomio las muestras de solidaridad que han hecho más de cien compañeros mineros, que están trabajando arduamente para dar con el paradero de sus colegas.

Recordó que él nació en el municipio de La Libertad, Chontales, otra zona de actividad minera y sabe las difíciles condiciones en que trabajan los mineros artesanales, por tanto insistió que es muy aplaudible todo lo que se realiza para sacarlos de la mina El Comal con vida.

“Creo que el gobierno está haciendo un gran esfuerzo mandando a tanta gente para ver si pueden salvar vidas y nosotros también si no podemos ir allá, al menos con nuestras oraciones, tenemos que orar, pero creo que hay que felicitar al gobierno por esta acción de tratar de salvar las vidas y llevar la tranquilidad a las familias”, concluyó Su Eminencia.