El delegado presidencial en la Región Autónoma del Atlántico Norte (RAAN) Comandante Lumberto Campbell, informó que los equipos de salvamento y rescate que el Gobierno desplegó en el Cerro El Comal, en el municipio de Bonanza, continúan desarrollando sus labores de manera ininterrumpida para encontrar a un grupo de mineros que quedaron atrapados desde el pasado jueves cuando fueron soterrados por un corrimiento de tierra en el interior de la mina.

En contacto vía telefónica con el programa En Vivo, que se transmite por Canal 4 de Televisión, el delegado presidencial, aseguró que la labor de los equipos de rescate, acompañados solidariamente por mineros artesanales, continúa de forma decidida.

Campbell resaltó la labor y coordinación existente entre los equipos desplegados en la zona, junto a las autoridades de Policía Nacional, Ejército de Nicaragua, Ministerio de Salud, Sinapred, Dirección General de Bomberos, mineros artesanales y Gabinetes de la Familia, Comunidad y Vida.

Detalló que hasta el momento se han realizado 25 incursiones en la mina El Comal. En cada una de ellas participan grupos de 10 personas, conformados por 2 miembros del equipo de salvamento y rescate y 8 mineros artesanales.

Comentó que las autoridades en el lugar decidieron recientemente que el tiempo de duración de cada incursión sea de dos horas máximo.

Campbell resaltó que los compañeros mineros artesanales que fueron rescatados también están colaborando con los equipos de rescate, suministrando información sobre los túneles de la mina, accesos y los lugares posibles donde serán encontrados los compañeros que aún siguen atrapados.

También informó que en la mina se hacen las respectivas mediciones de gas, oxigeno y calor, cuya información es necesaria para la toma de decisiones.

El delegado presidencial aseguró que el trabajo continuará en la zona hasta alcanzar el objetivo que es rescatar a los compañeros atrapados, no obstante, recordó que las condiciones para el trabajo en el interior de la mina son muy inestables.

Por su parte el Comandante Javier Amaya, de la Dirección General de Bomberos, que se encuentra en la Mina El Comal, detalló que en la zona trabajan un equipo de salvamento y rescate conformado por 34 miembros especializados de los bomberos.

“Ha sido un trabajo agotador, que ha demandando mucho esfuerzo”, resaltó Amaya, tras comentar que ya son 4 días de trabajo intenso en la Mina.

También destacó el trabajo organizativo de la comisión interinstitucional que se formó al inicio de la emergencia.

En referencia a la situación, recordó que el pasado jueves, tras un deslizamiento en el interior de la mina, unos 20 compañeros mineros artesanales que estaban atrapados en un plano superior a 114 metros de altura en un punto conocido como El Diamente, fueron rescatados con éxito.

“Nos tocó un trabajo de 12 horas y media”, para el rescate de los primeros 20 mineros, indicó.

Posteriormente, el viernes se orientó una segunda etapa de incursiones en otro punto de la mina conocido como El Meneíto, que presenta otras condiciones más difíciles.

“En el punto el meneíto seguimos trabajando haciendo esfuerzo por tratar de entrar en una distancia de 200 metros en condiciones muy peligrosas, inestables, hay muchos deslizamientos, mucho fluido de agua, condiciones de humedad extrema”, indicó.

Además comentó que los equipos de trabajo creen estar cerca del lugar donde se encuentran los demás mineros.

Por su parte el Viceministro de Gobernación, Carlos Najar, comentó que la Mina El Comal, es una excavación de más de 80 años, que tiene 40 años de haber sido abandonada, pero que los mineros artesanales han seguido trabajando por cuenta propia.

“Ellos sin medidas de seguridad, sin tomar en consideración más que la experiencia se han introducido y han explotado ese lugar. La infraestructura (de la mina) se hizo con tecnología de hace 70 años, el tiempo y las lluvias han ido deteriorándola, haciendo el lugar no apto para el trabajo”, valoró.

El viceministro comentó que en las recientes incursiones que los equipos de rescate han hecho por el sector de El Meneito, en la Mina El Comal, se han encontrado herramientas de trabajo (lámpara, mazo y cincel) que usan los mineros, por lo que se cree que se esté cerca del lugar donde están atrapados.

Najar también explicó que el trabajo de rescate se ha tornado lento por las difíciles condiciones para el trabajo, indicando que el nivel de humedad, que alcanza casi el 100%, incrementa los riesgos de derrumbe en el interior de la mina.

Destacó la solidaridad de los demás mineros que voluntariamente han llegado a apoyar a los equipos de rescate para buscar a sus compañeros. “Aquí el ímpetu y solidaridad para extraer a sus compañeros los hace estar presentes. 100 compañeros mineros estaban esperando para entrar a la mina a buscar a sus compañeros”, indicó.

El Viceministro también informó que la técnica canina está presente en el lugar, pero la misma no se ha utilizado porque las difíciles condiciones impedirían el trabajo de los canes que fueron preparados en Cuba para atender la búsqueda y salvamento de personas en situaciones de emergencia.

Asimismo, precisó que a través de sus instituciones el Gobierno ha demostrado un alto nivel de sensibilidad humana. Valoró que luego de la emergencia tendrán que ejecutarse medidas o alternativas para las familias afectadas por esa situación.