Según Arce el desabastecimiento de carne que se está dando a nivel interno obedece a un juego abierto entre los ganaderos que demandan mayores precios por sus productos y los industriales que evalúan los bajos precios en el mercado internacional y los altos costos de procesamiento.

Sin embargo dijo que la política del Presidente Daniel Ortega es que los problemas naturales en la economía deben resolverlos entre los mismos privados.

“Entonces los ganaderos han estado pidiendo una negociación con el sector industrial y esperamos que se de  esa negociación, como también en un momento dado hubo un forcejeo entre los  transportistas y las agencias navieras”, explicó Arce.

“Nosotros los dejamos que negocien” manifestó Arce y agregó que si en un momento los problemas entre ambos sectores   llevan al encarecimiento de los productos o afectan las exportaciones e importaciones, entonces el Estado tiene que  intervenir como facilitador.

“Entonces por eso les damos  un espacio y obviamente si el tema se prolonga  habrá que buscar una forma de coadyuvar a  la solución”, afirmó.

Arce reiteró que el gobierno busca armonizar los intereses en bienestar del pueblo nicaragüense en bienestar de la económica, para que se siga manteniendo el crecimiento que ha caracterizado  la buena marcha de la economía hasta hoy.