Porfirio García, de la Unión Nacional del Adulto Mayor, explicó que después de tres reuniones con la Comisión Negociadora no han visto progreso en sus planteamientos.

“La comisión lleva un aspecto muy lento de negociación, a pesar que  nosotros insistimos en que se agilice la negociación, la comisión, los representantes del INSS en esa comisión van muy lentos, sobre todo en dar respuesta a un  censo que ellos van a presentar a la comisión en los próximas semanas”, dijo García.

Según  sus planteamientos,  los adultos mayores demandan una pensión reducida de 3 mil 242 córdobas mensuales para las personas que cotizaron 250 semanas al INSS.

Sin embargo aclararon que hay muchas personas que cotizaron más de 250 semanas por lo cual proponen que cada persona reciba una pensión de acuerdo a las cotizaciones que aportaron al INSS.

García asegura que la pensión beneficiaría a 25 mil personas y que el INSS tendría que desembolsar un total de 82 millones de córdobas.

A pesar de su inconformidad sobre la lentitud de la comisión negociadora, los adultos mayores reconocen la voluntad del gobierno para responder a las necesidades de ese sector.

Destacaron que son sujetos de restitución de derechos por medio de los programas gubernamentales como el plan techo, viviendas, atención en salud,  paquetes alimentarios, créditos justos y otras ayudas que el gobierno entrega a las personas de la tercera edad.