El modelo de prevención del delito desarrollado por la Policía Nacional garantiza la formación de muchos jóvenes de la capital a través de la atención que brindan en el Centro Juvenil de la unidad de Asuntos Juveniles de la institución policial, ubicado en la comarca Las Enrammadas al sur de la capital, el cual cuenta con una matrícula de 200 jóvenes entre varones y mujeres.

La atención personalizada que reciben los jóvenes integrados en este modelo les permite ser capacitados de forma técnica, así como ser parte de un programa de nivelación mediante el cual, los chavalos y chavalas pueden finalizar sus estudios de primaria y secundaria, ambas modalidades educativas avaladas por el Ministerio de Educación y el Tecnológico Nacional.

La oportunidad de formación y desarrollo brindado a jóvenes que se encontraban en situación de riesgo ha sido muy bien aprovechada por los protagonistas, quienes con mucha entrega y dedicación han venido cumpliendo con su plan de estudio, destacando que la Policía Nacional es una institución que vela por el bienestar de la juventud.

“Estar en el centro me ha permitido dejar las vagancias y aprender un oficio, ser alguien en la vida, gracias al apoyo que nos brinda la Policía Nacional estoy aprendiendo a reparar celulares y electrodomésticos, lo cual en un futuro me va a permitir tener una forma digna de ganarme la vida” destacó Kenneth García.

“Una vez egresada del centro mis planes son instalar una panadería en mi casa, haciendo uso de los conocimientos adquiridos en el centro, la verdad es que en este lugar hemos aprendido a darle un giro a nuestras vidas, muchos de los que estamos aquí no tenemos recursos para ir a una escuela privada y por eso estamos agradecidos con la Policía Nacional por brindarnos su mano amiga” afirmó Cecilia Alvarado.

“Ingresar al centro juvenil es una oportunidad de salir adelante, aprendiendo un oficio el cual nos va a permitir salir adelante y ganarnos nuestro propio dinero de manera onrada, los programas que desarrolla la Policía son muy buenos porque nos ayudan a salir de las calles e invertir nuestro tiempo en actividades productivas” manifestó Isamar Largaespada.

Nicaragua es el único país de la región que cuenta con un centro en el que se le brinda atención a los jóvenes, por ello autoridades de otras partes del mundo han venido a tierras pinoleras para aprender del modelo policial y de seguridad con el que contamos los nicaraguneses y que ha permitido ubicar a nuestro país como uno de los más seguros a nivel Centroamericano.

“Hemos logrado alcanzar los objetivos trazados en cuanto a la prevención del delito ya que hemos extraído a jóvenes de los barrios que se encontraban en alto riesgo social y lo hemos logrado al brindarles la oportunidad de prevenirlos en violencia, en participar de actividades delictivas” manifestó la Comisionada Mayor Claudia Bermúdez, Directora del Centro.

“Como institución policial necesitamos reducir las estadisticas y necesitamos que los jóvenes sean protagonistas de actividades positivas. Nicaragua cuenta con los mecanismos necesarios para mantenernos como uno de los paises más seguros de la región, nuestros mecanismos de trabajo están basados en el modelo policial comunitario y pro- activo, esto nos ha servido para que muchos paises nos galardonen como un país ejemplo” concluyó.