60 pacientes con problemas de vesícula y hernia son operados en el Hospital Roberto Calderón, en el marco de una jornada médica quirúrgica, que se realiza en esa unidad médica.

La doctora Kenia Grillo, directora del Hospital Roberto Calderón, informó que esta es la séptima jornada que se realiza en este año.

“Estamos haciendo intensivamente una jornada de 3 días en programación quirúrgica. Vamos a operar a 60 pacientes que tienen dos tipos de padecimientos diferentes, piedras en la vesícula por vía laparoscópica y vamos a intervenir a compañeros que tienen hernias”, informó.

“Este es un logro porque es una atención gratuita con calidad, con tecnología. Aquí nuestros compañeros que van a ser intervenidos por vía laparoscópica y se reintegran más rápidamente a su vida en el hogar y su vida laboral. Son cirugías mínimamente invasivas que no tienen ningún costo, nada más la satisfacción de nosotros al estar sirviendo a nuestra población”, explicó Grillo.

Detalló que el equipo médico que participa en la jornada está compuesto por 40 personas entre cirujanos, enfermeros y auxiliares.

Pacientes satisfechos con atención médica

Por su parte los pacientes protagonistas de la restitución de derechos en salud, dijeron sentirse satisfechos con la atención que reciben en el centro hospitalario.

Además manifestaron sentirse bendecidos porque aliviarán los males de salud que los aquejaban.

Mario Estrada, de Managua, comentó que le han explicado que la operación de hernia es sencilla y que en las horas posteriores a la operación podrá estar en su casa.

“La atención ha sido muy buena, vamos adelante, a todos nos van a operar ahora”, indicó.

Carlos Saravia, otro paciente que será operado de hernia, dijo esperar en Dios que todo salga bien. “Llevo 8 años padeciendo esta enfermedad no me deja trabajar tranquilo, pero ya gracias a Dios me voy a liberar de esto”, indicó.

Las pacientes mujeres en su mayoría serán operadas de la vesícula. Martha Madrigal comentó que lleva 8 años padeciendo esa enfermedad. “Me siento bien, tranquila, porque ya voy a salir de eso. Me han atendido muy bien aquí en el Hospital”, indicó.

Alba Rueda, señaló que es una bendición de Dios poderse operar con seguridad. “Llevo 14 años con ese padecimiento en la vesícula. Los dolores son insoportables”, comentó.