Este miércoles se llevó a cabo la apertura del diplomado en Prevención de la Violencia de Género y Trata de Personas en el marco del proyecto “Sin Fronteras” que se ejecutará en Nicaragua y Honduras.

Este tipo de acciones forman parte de la política estatal recientemente aprobada, la cual tiene una estrategia educativa y un plan de formación en valores.

La Dr. Ellen Joy Lewis Downs de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) de Nicaragua, indicó que se impulsa la política de prevención de la violencia con planes y programas institucionales que asegura a las mujeres y a la niñez el acceso a la justicia, seguridad, respeto a su dignidad y libertad.

“Actualmente el Poder Judicial en conjunto con la Asamblea Nacional y Ministerio de Familia ha capacitado en talleres sobre la aplicación del decreto 42 del 2014 a más de mil operadores de justicia”.

“Este curso de postgrado capacitará al personal que aplica al modelo económico para la salud donde la prevención es atención primaria, fortaleciéndose las capacidades y habilidades que contribuyen a la prevención de la violencia en la familia, en la comunidad y en las personas”.

El encargado de Negocios de la Unión Europea, señor Andreas Hack detalló que “se estima que una de cada 3 mujeres en el mundo sufre algún tipo de violencia de género por lo menos una vez en su vida. En Centroamérica los estudios indican que por lo menos la mitad de las mujeres son objeto de violencia a lo largo de su vida”.

Además destacó que “En los últimos años los países de la región han dado pasos significativos en el reconocimiento de la violencia contra las mujeres como grave problema de violación de los derechos humanos”.

“Los gobiernos y organizaciones de la sociedad civil están trabajando juntos para incorporar y ejecutar respuestas que incidan en la prevención y sanción de la violencia de género desde diferentes ámbitos y perspectivas”, finalizó Haack.